Una sociedad dividida

MADRID, España.- La preocupación e indignación por el éxodo masivo de refugiados sirios a naciones europeas, ha pasado en este país a un segundo plano, dejando el protagonismo a las elecciones de Cataluña, que serán el próximo domingo, en la que se decidirá si esa Comunidad continuará dentro de España.
La situación es preocupante.

El Gobierno se ha empleado a fondo explicando los inconvenientes, principalmente en el económico, que originaría la ruptura de España y Cataluña.

Incluso presidentes como Barack Obama, Angela Merkel, y otros, además de instituciones internacionales, han manifestado que sólo reconocen a España. Por tanto, la comunidad que se independice queda fuera de la Unión Europea y no podrá utilizar la moneda euro.

Internamente, hasta las pensiones a los jubilados podrían perderlas y el Banco de España ha dicho que se podría originar un corralito.

Puesto en una balanza, la independencia de Cataluña, supuestamente, produciría una serie de perjuicios mayores a los beneficios.

Desde hace unos años, el tema de la independencia ha tomado fuerza. Actualmente, el 60 por ciento de la población catalana no la quiere, pero, un numeroso 40 por ciento, sí la desea.
La sociedad está muy dividida, al punto que entre familias hay enfrentamientos profundos que han producido rupturas.

Los de mayor edad, se sienten tan catalanes como españoles.
Los más jovenes, están embrujados por el tema independencia, y no miden las consecuencias de su “libertad”, algunos famosos catalanes, como el jugador de fútbol Gerard Piqué, del Barcelona Club y de la selección de España, han manifestado abiertamente estar a favor de la independencia, lo que le ha ocasionado serios rechazos con la fanaticada española que acude a ver los partidos de fútbol de la selección, que no se cansa de pitar y abuchear al marido de Shakira, no entienden por qué juega en la selección nacional, si él no se siente ser español.

Estas elecciones mantienen al pais en una gran expectativa pues el presidente de Cataluña, Arthur Mas, ha dicho públicamente que gane el sí o el no, la independencia unilateralmente va.
En términos deportivos, es difícil imaginar la liga de fútbol española sin el Barcelona, y al equipo de baloncesto, que acaba de ganar el oro, en el Euro basquet, sin su jugador estrella, el catalán Pau Gasol, quien siempre ha tenido un comportamiento de respeto a España.