Una solución a la disfunción eréctil

NELLY RAMÍREZ
n.ramirez@hoy.com.do
La infelicidad y mal humor del varón es muy notoria  cuando su sexualidad no es satisfactoria, y esto ocurre generalmente cuando existe una disfunción sexual producto de enfermedades psicógenas u orgánicas. Hoy día, gracias a los adelantos de la medicina, existe solución a este problema que intranquiliza no solo al afectado, sino a toda su familia y entorno.

Según investigaciones, en un hogar en el que la pareja tiene sexo satisfactorio se percibe un ambiente armónico, lo  que no ocurre cuando es lo contrario. De esto se deduce que la sexualidad es un factor fundamental para el buen funcionamiento no solo de la pareja  en el hogar, sino de todos sus miembros.

Esta situación hace especialmente  importante buscar solución para contrarrestar esta condición. Para ello existe la prótesis o implante peneana ¿Ha oído hablar de ella?  Sobre este tema, ¡Vivir!  habló con  la uróloga y andróloga Marlin Fernández Camilo.

La especialista  en problemas de erección, eyaculación precoz, andropausia y otras afecciones propias del hombre, básicamente cuando padece enfermedades como diabetes y cáncer de próstata, explica que la prótesis peneana es un dispositivo que ayuda en  el acto sexual.

“El implante puede ser maleable o hidráulico, se coloca dentro de los cuerpos cavernosos del pene para dar dureza y rigidez,  permitiendo el acto  sexual con penetración”, indica.

¿Quienes recurren a estos implantes? Generalmente lo requieren señores que pasan de los 40 años y que enfrentan problemas de disfunción eréctil (comúnmente llamada  impotencia) ocasionados por enfermedades como la diabetes o porque que han sido sometidos a tratamientos  post quirúrgicos o radioterapias a causa de cáncer de próstata, precisa la conocedora del tema.

En los jóvenes puede ocurrir, pero no es común, a menos  que tengan un problema severo de diabetes, explica la uróloga.

Estudios realizados recientemente en Estados Unidos y Europa  han revelado que los hombres entre los 35 y 70 años sufren alguna disfunción eréctil, afirma la doctora.

La prótesis peneana se utiliza desde hace más de 50 años, pero era mucho más rústica. “Su gran boom surge en el  97, cuando entra en moda el uso de la Viagra y con ella el hombre continúa buscando otras alternativas para tener el acto sexual”, dijo a ¡Vivir! La doctora Marlin Fernández Camilo.

Riesgos de rechazo de la prótesis.  La tasa es muy baja, pero si ocurre, entonces se retira el dispositivo de los cuerpos cavernosos y luego, cuando pase la infección, vuelve a colocarse. Cuando esto sucede baja mucho más la posibilidad de erección porque los músculos se atrofian más de lo que estaban. Por eso  la doctora Fernández aconseja recurrir primero a todos los tipos de tratamientos y dejar éste para último. Sin embargo, indica que el rechazo de prótesis peneana es solo de un 10%.

Requisitos para el implante.

Lo primero es establecer que realmente hay una disfunción eréctil severa y que se han agotado todos los demás tratamientos. El paciente debe estar consciente de hasta dónde le beneficiará este implante; hay que hacerle entender que no se debe crear falsas esperanzas. “Previo a esta cirugía hay que orientar al paciente en cuento a las expectativas, porque hay señores que piensan que luego del implante de prótesis van a ser unos  Supermán en el acto sexual o que van a estar igual que antes de tener el  problema, y esto no es así, lo que hacemos con este dispositivo es simplemente dar rigidez al pene, la sensibilidad y el placer es otra cosa, es algo natural, esto no varía por la colocación de prótesis”. “Después de evaluado en paciente y de asegurarse que  está de acuerdo, se le hace un chequeo  pre quirúrgico.

EL ESPECIALISTA

Marlin Fernández Camilo.

El implante de prótesis peneana

Para hacer este procedimiento hay que investigar bien primero, porque estamos hablando de una cirugía invasiva. No todo el que presente un problema de disfunción eréctil debe someterse a un implante de prótesis; ésta debe dejarse como  última opción; primero hay que tratar con medicamentos orales, intracavernosos o  inyectables.

Hay que valorar muy bien las disfunción eréctil  antes de proponer este tipo de implantes, hay que ir de lo más fácil a lo más difícil.

La prótesis es una solución para poner erecto el pene para lograr el acto sexual con penetración.

Características de la prótesis

El dispositivo

Es de silicona y viene en diferentes diseños y tamaños, según  el pene. Hay uno maleable  y uno hidráulico. El precio del  maleable ronda los  US$1500 y el hidráulica entre 5000 y 6000 dólares. Este costo es solo para el dispositivo, con el implante aumenta. El paquete completo del implante en el país ronda los 500 mil pesos.

El maleable consiste en dos varillas que se colocan dentro de los cuerpos cavernosos del pene y el paciente lo maneja a su antojo: si lo quiere usar lo  pone erecto solo enderezándolo y cuando no, lo dobla. La desventaja de éste es que se nota bastante, básicamente con ropa de textura fina o en la playa.

El hidráulico. Tiene dos cilindros y una bombita. Los dos cilindros se colocan igualmente en los cuerpos cavernosos del pene, dejando fuera entre los testículos la bombita para que el paciente la infle cuando vaya a tener relación sexual.  Solo tiene que agitarla para que los cilindros se pongan erectos y, cuando termina, los desinfla y vuelve a su lugar. La ventaja de esta última es que al ser hidráulica es más discreta, el paciente la pueden ocultar más fácil.

El tiempo  para la colocación del implante de la  prótesis peneana, una vez iniciado, no debe pasar de una hora y media, tanto con el dispositivo maleable como con el hidráulico. El internamiento es solo de 24 horas, a menos que haya complicaciones. Después del implante el  paciente  debe permanecer durante un mes sin tener relaciones sexuales. Después de este tiempo le enseña a manejar el pene para el acto sexual.