Una tarde de té

La hora del té es una de las tradiciones más antiguas y conocidas. Disfrutada por miles de personas alrededor del mundo, constituye el momento perfecto para relajarse y disfrutar de una rica merienda mientras comparte con sus seres queridos. Para este día de las madres, ¿por qué no comenzar la tradición de una linda tarde de té en familia? 

La planificación de eventos es una de las ramas más populares del diseño de interiores. Aquí le presentamos una pequeña guía para la planificación de una tarde de té que encantará a sus invitados. 

DECORACION

La hora del té puede tomar lugar tanto en el interior de la casa como en los exteriores. Durante las horas finales de la tarde, cuando el ambiente está más refrescante, la terraza o el jardín se convierten en los escenarios perfectos para esta maravillosa tradición.

A la hora de decorar la mesa, lo ideal es elegir primeramente el juego de té y la vajilla a utilizarse y partiendo de estas piezas, seleccionar elementos que le combinen. Para la primavera se prefieren los colores pasteles como el rosa, el amarillo o el azul, pero otras tonalidades como el rojo y el violeta también pueden ser muy vistosas. 

Cubra la mesa con un mantel blanco y sobre este, coloque otro de un color liso o de encaje. Las servilletas pueden crear un bonito contraste si las escoge con un estampado floreado.  

El centro de mesa puede ser un arreglo floral dispuesto de forma casual en una jarra de cerámica o lata decorada. Una gran cantidad de flores de un color especifico creará un mayor impacto visual, pero la mezcla de diversas especies y colores logrará un arreglo con un aire más silvestre. La selección de las flores favoritas de la agasajada sería un gesto muy especial. Además, constituiría un regalo que podría seguir disfrutando por los días subsiguientes. 

Detalles como el uso de la cubertería de plata, velas esparcidas por la mesa, una flor o tarjeta con un bonito pensamiento para cada invitado y portarretratos con fotos de las madres agasadas con sus hijos, brindarán un toque especial al evento.

 

MENU

El menú para la hora del té está compuesto por diversos tipos de bocadillos. Los tradicionales mini sándwiches constituyen una parte muy importante del menú. Muchas veces se presentan en diversas formas, ya sean cuadrados, rectangulares, triangulares o en forma de flores. (Estos últimos se realizan utilizando moldes de galletitas). Entre los rellenos más populares se encuentran: pepino, tomate, ensalada de pollo o huevo, espárragos con prosciutto, cream cheese con salmón o tocineta y quesos con nueces. En nuestro país también es común ofrecer enrolladitos, mini quiches, tortilla española y diversos tipos de embutidos, aunque no es necesario. Las recetas para todos estos bocadillos pueden conseguirlas en Internet y es una excelente oportunidad para añadirlas a su repertorio culinario. 

Luego de los mini sándwiches se ofrecen bocadillos dulces: tartitas o empanadillas de frutas, bizcochitos, galletitas, suspiritos, polvorones, mantecaditos, brownies o bisquets (conocidos como “scones”) con mermelada para untar. Para terminar se acompaña con un gran pastel, el cual puede ser el clásico bizcocho esponjoso con una cubierta de fresas y suspiro de cream cheese. Todos los bocadillos se sirven en platitos de postre.

Para el té puede ofrecer varias opciones. En el supermercado existen hoy en día una gran variedad de marcas y sabores como el té verde, el té negro, manzanilla, canela, menta, tilo, anís y otras variedades frutales. Para acompañar se ofrece leche, miel, limón en rodajas y azúcar.  AMBIENTACION:

¿Tiene usted alguna música instrumental preferida? Úsela de fondo para lograr una ambientación suave y relajada. Si está en el interior de la casa, abra las ventanas y cortinas para que entre la luz natural del exterior. Si están en el jardín, asegure que esté bien iluminado, ya sea con velas o las fabulosas linternas de papel que ahora vienen de tantos estilos y están muy asequibles. 

 Ya cuenta usted con todos los elementos necesarios para su tarde de té. Ahora le toca a usted hacer su selección, creando un evento con su sello particular y creatividad. Aproveche la oportunidad para compartir en familia y tomar fotos únicas y memorables. Siguiendo estas pautas, logrará sorprender  a sus invitados como toda una profesional. 

¡Feliz Día de la Madres!