Una tercera reelección sería antidemocrática

Expertos constitucionalistas han venido sosteniendo que no sería democrático adentrarse en un proyecto de reforma a la Constitución de la República para permitir como único objetivo, la repostulación del presidente Danilo Medina.
Pese a todas las adversidades que debe sortear la aventura por una nueva reelección del presidente Medina, todo parece indicar que los afanes reeleccionistas van, según ha informado el flamante ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, quien se destaca como uno de los principales promotores.
Sin embargo, Danilo Medina tiene que brincar muchos obstáculos para lograr un tercer período consecutivo, ya que las encuestas establecen que más de un 70 por ciento de la población es contraria a su permanencia en el poder.
Innegable que República Dominicana es un país dependiente de Estados Unidos, nuestro principal socio comercial. Ya el coloso del Norte fijó su posición sobre la reelección, llamando al presidente Medina a respetar la Constitución. Otro obstáculo debe salvar. Así como la lucha que desarrolla la sociedad civil contra la corrupción y la impunidad.
Y como se ve venir, de imponerse la reelección del presidente Medina, la división del PLD sería inminente.
Decimos que una tercera reelección sería antidemocrática, ya que debemos recordar el período 1974-1978, o sea, los últimos cuatro de los denominados Doce Años del presidente Joaquín Balaguer, cuando el caudillo reformista arreció la persecución contra sus opositores.
Los últimos acontecimientos ocurridos en los alrededores del Congreso Nacional, presagian que de producirse sólo el anuncio de la introducción de la convocatoria a la Asamblea Revisora; ahí mismo comienza la ingobernabilidad.