UNFPA llama a invertir en la transformación de la educación para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Encuentro del Panel Consultivo de Jóvenes del UNFPA - Agosto 2019

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en la República Dominicana llamó hoy, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Juventud, a invertir en la transformación de la educación para que sea más inclusiva y accesible, con el propósito de lograr la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Transformando la educación” es el tema al que está dedicada la fecha este año, en el entendido de que lograr una educación de calidad es crucial para alcanzar el desarrollo sostenible, porque es un “multiplicador del desarrollo” y desempeña un papel fundamental en la aceleración del progreso en los 17 ODS.

El organismo explicó que la educación es una de las inversiones necesarias, junto a las destinadas a garantizar el acceso universal a la salud (incluida la salud sexual y reproductiva), para que adolescentes y jóvenes puedan convertirse en agentes de cambio, en beneficio de sí mismos/as, sus familias y comunidades. Si incluye educación integral de la sexualidad, la educación opera como un mecanismo de protección frente a la violencia de género, los embarazos no planeados, los abusos sexuales, los matrimonios infantiles y las uniones tempranas.

Puntualizó que la educación sexual integral es un proceso que se basa en un currículo para enseñar y aprender acerca de los aspectos cognitivos, emocionales, físicos y sociales de la sexualidad. Su objetivo es preparar a las personas con conocimientos, habilidades, actitudes y valores que les empoderen para desarrollar relaciones sociales y afectivas respetuosas; considerar cómo sus elecciones afectan su propio bienestar y el de los demás; contar con herramientas y orientaciones oportunas que les permitan tomar decisiones responsables y contar con un plan de  vida.

Rally ODS 1

Finalmente, la organización destacó que su trabajo a favor de jóvenes y adolescentes es una responsabilidad establecida en la histórica Conferencia Internacional sobre la Población y Desarrollo (CIPD), en 1994, hace 25 años. Parte de los compromisos se han cumplido, pero no para todas las personas. Aún quedan asuntos pendientes que limitan el ejercicio de los derechos humanos de millones de personas, incluyendo el acceso a educación de calidad.

En la renovación de la CIPD, la Cumbre de Nairobi, a realizarse el próximo noviembre, las personas jóvenes estarán al frente y en el centro, compartiendo sus esperanzas y perspectivas y aportando sus ideas, liderazgo, energía y creatividad bajo la bandera de la estrategia global “¡Mi cuerpo, mi vida, mi mundo!”.