Unión de Periodistas de Cuba entrega la Orden Félix Elmuza al presidente del CDP

Unión de Periodistas de Cuba entrega la Orden Félix Elmuza al presidente del CDP

La Habana, Cuba.-La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) calificó hoy a Olivo de León, presidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), como un fiel vigilante de los derechos de los periodistas dominicanos y un permanente defensor de la libertad de prensa de la República Dominicana, del Caribe y de América Latina.

La UPEC formuló su afirmación a través de Ariel Terrero, director del Instituto Internacional José Martí, durante la ceremonia de entrega de la Orden Félix Elmuza por parte del gobierno de Cuba, al presidente del CDP, efectuada el 12 de este mes de mayo, en el Salón Solidaridad del hotel Habana Libre

“Olivo De León, presidente del Colegio Dominicano de Periodistas, es un hombre que vela sin descanso por los derechos de los periodistas dominicanos como la manera de garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información del pueblo dominicano”, expresó Terrero en sus palabras de elogios a De León.

Dijo que la preocupación social, la dedicación, de un hombre por la unidad, la integración y el bienestar de los periodistas de su país, del Caribe, de América Latina y del mundo, le hace merecedor de respeto, cariño y admiración. ”Por eso y por su permanente colaboración con los periodistas cubanos le otorgamos la distinción Félix Elmuza”.

Terrero afirmó que Olivo De León aboga por desplazar la hegemonía ideológica y cultural hacia un modelo comunicacional en el cual los sujetos sociales, los trabajadores y los sectores populares –expresados mediante sus organizaciones sociales- se conviertan en los protagonistas de una ineludible metamorfosis.

A continuación el discurso íntegro de Ariel Torres durante la ceremonia de la Orden Félix Almuza a Olivo De León, en el salón Solidaridad del Hotel Habana Libre, el 12 de Mayo del 2016, en La Habana, Cuba:

Hoy le entregamos la Distinción Félix Elmuza a un amigo de los periodistas cubanos, a un buen amigo de Cuba, a un discípulo fiel del eminente intelectual y revolucionario dominicano Juan Bosch. Periodista agudo también él, Olivo de León ha consagrado su vida profesional a la verdad.

Por oficio y lealtad social, se ha dedicado a desentrañar las intenciones ocultas tras promesas y acuerdos de políticos, y las desigualdades sociales profundas enmascaradas detrás de indicadores económicos. No ceja después del triunfo electoral de un político en República Dominicana, ni le engañan, ni le callan, ni le ciegan los datos económicos edulcorados de un país o región.

Equilibra pasión y argumentación sagaz, química difícil, cuando denuncia un crecimiento de la economía que sólo beneficia a oligarquías y a unas pocas familias, en contradicción con la miseria, también creciente, de las mayorías populares.

Pero Olivo De León es, ante todo, el colega dominicano que se ha rebelado contra el imperio mediático que desinforma, corrompe y destruye culturas.

La misión social asumida por él no termina con su obra personal, ni queda encerrada dentro de las fronteras de la República Dominicana que ama. Tiene también la mirada sobre esta región cultural y políticamente compleja, el Caribe Nuestro. Sobre la América Nuestra.

Convencido de que ‘‘el periodismo dejó de ser una profesión local, regional o nacional para convertirse en una labor universal’’, alienta las alianzas entre periodistas latinoamericanos y la integración entre las naciones que comparten geografía e historia.

Por coincidencia de principios éticos, latinoamericanismo y hondo respeto mutuo, la Unión de Periodista de Cuba ha gozado de la cooperación permanente de las instituciones dominicanas que ha dirigido Olivo De León.

Publicaciones Relacionadas