Universidades dominicanas invierten poco en investigación

Las universidades dominicanas están fuera del  ranking de calidad de sus iguales de América Latina porque no invierten lo suficiente en investigación, afirmó el  rector del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), Rolando Guzmán.

El académico hizo la aclaración al preguntársele cómo se explica que, en un informe sobre calidad universitaria publicado en junio  por la consultora Quacquarelli Symonds (QS), no se incluyeran por lo menos las mejores universidades del país.

Guzmán respondió que  el tema de los ranking es muy interesante en la medida en que lleva a reflexionar sobre cuáles son las características que las universidades dominicanas deberían fortalecer.

“La lectura es muy clara en términos generales, pues los  ranking miden un conjunto de características que no han sido tradicionalmente  fuertes en las academias del país,  particularmente el tema de la investigación.

“Yo creo que es un acto de responsabilidad del sistema educativo reconocer que ese aspecto es deficiente, que tiene que ser mejorado, y que debemos invertir más esfuerzos en ese tema”.

Al referirse a los planes que desarrolla INTEC, desde su fundación, para mejorar el área de investigación, dijo que aunque falta mucho camino por recorrer la institución destina un 2% de su presupuesto para la referida área.

Guzmán refirió, sin embargo, que  la medida de la calidad depende también del éxito de los profesionales que egresan  de las universidades.

“En  términos del desempeño de los egresados de INTEC todos los indicadores dicen que tienen excelente desempeño en los post grados que realizan en el exterior, en las empresas donde trabajan, y las  opciones de conseguir empleo también son excelentes”.

En términos generales, destacó que  el trabajo ha sido bueno, la calidad del producto está en correspondencia con ese trabajo “pero necesitamos trabajar más intensamente para mejorar más”.

La dura realidad.  Julio Sánchez Maríñez, vicerrector de Investigación y Vinculación del centro académico, destacó que el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT) realizó hace cinco años un estudio que arrojó este  resultado: de 40 universidades del país, solo  tres tenían fondos propios para la investigación.

Esas son INTEC, la Universidad Auntónoma de Santo Domingo (UASD) y la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

“Si se examinan los ranking, el 70% de las universidades latinoamericanas de alto ranking tienen una alto aporte público, o son  públicas, porque es muy difícil financiar la investigación con fondos de la matrícula”.

Sin embargo, resaltó que la academia se  ha esforzado en tener fondos especializados para investigación, de tal suerte que es  una de las universidades privadas más pequeñas que, en los últimos cinco años, ha podido acceder a RD$70 millones procedentes del Fondo CIT, que lo aporta el MESCYT.

“Tener la cuarta posición en acceso a fondos, comparado con otras universidades, es un gran logro, pero aparte de eso, INTEC destina, cada año, RD$5.0 millones para la  investigación”.

 La academia también realiza publicaciones en la que se incluyen temas sociales y científicos, “y lo hace desde hace 37 años de manera ininterrumpida”, destacó Guzmán.

Zoom

Para mejorar la educación

A sugerencia de los periodistas, Rolando Guzmán dio una serie de sugerencias para mejorar la educación superior del país.

Entre esas citó que se requiere trabajar fuertemente en la formación de los docentes universitarios, la participación de profesores con grados de doctorado tiene que aumentarse significativamente, así como el porcentaje de profesores solo dedicados a la investigación. Pero eso no llega solo, sino que va de la mano de la inversión, dijo al destacar que se requiere un esfuerzo estatal porque ninguna universidad, por sí sola, puede hacerlo en la magnitud que el país lo necesita.

“No todo el mundo puede financiar un doctorado, eso requiere una inversión. Igual pasa con la dedicación, porque es claro que tener un docente solo dedicado a la vida universitaria requiere de recursos, y esos no pueden salir de la matrícula universitaria”. De acuerdo con los datos aportados por Guzmán, en el país solo hay 370 profesionales con doctorado, por lo que se necesitan mucho más en las universidades dominicanas.

Un segundo componente es mejorar de manera continua el financiamiento de becas para los estudiantes. En tal sentido,  Guzmán reconoció el esfuerzo realizado por la  MESCYT, aunque consideró que este es el momento para repensar algunos elementos a fin de dirigirlo en mayor medida a garantizar la calidad de los estudiantes que son beneficiados.

Las claves

1.  Salario profesores

Mientras se discutía la calidad de la enseñanza en las universidades dominicanas, el tema del salario de los maestros salió a flote, necesariamente. El escenario que se le planteó al rector no estuvo alejado de la realidad: una enorme carga docente para poder recibir un salario medianamente digno. La respuesta de Guzmán fue esta: “es  un problema generalizado, pero se presenta con distinta intensidad, dependiendo del centro de estudios”.

2.  Lectura a los salarios

Guzmán entiende que los bajos salarios que en general se pagan en las universidades responde a los limitados recursos gubernamentales en beneficio de la educación superior, que es el 0.3% del PIB, y la mayor parte está dirigido a la UASD. Refleja también una valoración no tan alta de la educación por parte de la comunidad en sentido general, que pudiera invertir más recursos. También refleja fallas en los niveles de eficiencia de las universidades, que tal vez dejan de invertir en el profesor cuando podrían hacerlo en mayor medida. El rector dijo, sin embargo, que en INTEC se hacen esfuerzos  para que la  remuneración de los docentes sea acorde con sus competencias.