Urge desconcentrar inversión fondos
de pensiones en RD

POR EVARISTO RUBENS
El experto Klaus Schmidt-Herbbel, del Banco Central de Chile, urgió a la República Dominicana que amplíe las regulaciones en la inversión de los fondos de pensiones, para evitar su alta concentración en pocos instrumentos. Explicó, asimismo, que esto requiere de la aprobación del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS).

Dijo que la composición de carteras hoy en la República Dominicana está concentrada en un 100 por ciento en pasivos de corto plazo en la banca.

Schmidt-Herbbel expuso, en un seminario organizado por la Superintendencia de Pensiones, el resumen de un diagnóstico sobre el sistema dominicano de pensiones.

Señaló que la concentración de la inversión de los fondos de pensiones en el país contrasta con lo que ocurre en otras naciones, como en el caso de Chile, que ese tipo de inversión es de 20%, mientras en El Salvador, Bolivia, México, Argentina, Uruguay y Polonia, entre otros, es de un 100%.

Expresó que existen pocos países con carteras bastante diversificadas, como Perú, Chile.

Agregó que con el paso del tiempo, a medida que se generan los incentivos para el desarrollo de otros instrumentos para la oferta de mercado de instrumentos de capitales locales, la concentración disminuye.

Expresó que en todos los países de América Latina, Europa y Asia existe la tendencia a la disminución de la concentración en el tiempo y que, sin dudas, ese es el reto importante para República Dominicana.

Indicó que la reducción de concentración de carteras de fondos de pensiones es básicamente en función de dos cosas:

“No solamente la presión de regulación, simplemente el desarrollo financiero de la oferta es siempre instrumento, pero el desarrollo financiero del mercado, a su vez, es el resultado del sistema de pensiones mas allá de la fiscalización macro y de las reformas estructurales, dijo.

Consideró costoso que la cartera esté concentrada en un sólo activo, como puede ser bonos de gobiernos, como el caso de México y de los depósitos bancarios, como el caso dominicano.

Explicó que la combinación de retorno promedio y riesgos de captar inversiones de los fondos de pensiones, refleja básicamente tres cosas.

La primera que citó son las restricciones impuestas por la regulación, así como la profundidad y diversidad de mercados de capitales domésticos en segundo lugar, y finalmente, como tercera, la política de inversiones de los administradores de los fondos de pensiones.

Dijo que levantar completamente las restricciones a la inversión de los fondos de pensiones, “obviamente no es óptimo y hoy nadie aboga por eso, por las posibles penalidades en la administración de estos fondos”.

Señaló que la pregunta es cuando no hubiese regulación alguna como ejercicio para actuar, pero que la experiencia muestra a su vez una regulación draconiana o restrictiva hacia una regulación más liberal o menos restrictiva.

Consideró para la República Dominicana dos instrumentos para componer la cartera costos actuales, la renta fija doméstica, utilizando la tasa de interés real del costo bancario a 30 días y la renta variable doméstica que no existe en República Dominicana.

Dijo, además, que el retorno promedio entre junio del 2003 y diciembre del 2004, fue de 4,5% real, con una cartera actual de 1,3% mensual.

Al comparar eso con la cartera de inversión doméstica exclusivamente por los límites de 100% en renta fija doméstica y 30% en renta variable doméstica que equivale a la regulación actual, permitiendo cero y cero en inversión extranjera, renta fija y renta variable, lo que dijo da un retorno de 5%.

Indicó que si se amplía la inversión hacia el extranjero en un 30%, se gana no sólo en rentabilidad, sino que en menor facilidad por la variada, baja o negativa entre inversión extranjera e inversión local.

Manifestó que la volatilidad cae de 1 a 0.84 ó 0.95 y la rentabilidad sube de 4,5 a 6 u otras alternativas superiores, “pero ahí aumentamos volatilidad y tasa de retorno a 7,8,9,10”.

Dijo que al diversificar la cartera de los fondos de pensiones, se obtendrían beneficios.

Expresó que en República Dominicana se han logrado avances en las inversiones, indicando que este año se han logrado tres clases de bonos de gobierno, la aprobación de la ley de los bonos y que la emisión de certificados del Banco Central continúa.

Además, consideró que la profundización del mercado secundario y la incursión del gobierno en la Bolsa de Valores, es un reto.

Opinó que las emisiones futuras y los títulos del Banco Central y del gobierno ofrecen una notable oportunidad para los fondos de pensiones, porque les pone una extensión gradual de madurez en esas emisiones, que ya se han hecho a 1,5 y a 5 años en los casos de certificados y además, porque son instrumentos que están indexados por la inflación o al tipo de cambio en acciones distintas.