Uribe supera crisis con entrega de líder paramilitar

BOGOTA (AFP).- Gracias a una negociación, que acompañó la OEA y la Iglesia Católica, el gobierno de Alvaro Uribe logró la entrega la víspera del líder paramilitar Diego Murillo, y así superó la más grave crisis de unos diálogos de paz con los escuadrones derechistas, que son mirados con recelo por vastos sectores.

Las negociaciones, de cuya suerte pende en gran medida la aspiración de Uribe de resultar reelecto en los comicios de mayo de 2006, han sido blanco de cuestionamientos por parte de la oposición, de grupos de derechos humanos y de Naciones Unidas, que temen impunidad en numerosos crímenes contra civiles.

Lejos de acallar las críticas, el reciente incidente con Murillo, alias ‘Don Berna’, avivó la polémica en Colombia. Sectores de la oposición criticaron la manera como fue manejado el asunto e incluso llegaron a insinuar que se trató de una jugada de billar “a tres bandas” para “quitarle palos en la rueda a los diálogos”.

“Se trató de un sainete inventando por el Gobierno porque estamos ad portas (en las puertas) de la aprobación (en el Congreso) de la ley de Justicia y Paz -que otorga beneficios a los paramilitares. Las AUC, que no son ingenuas, saben que en breve, se aprueba esa ley y el caballero (‘Don Berna’) queda libre y sin mayores preocupaciones”, dijo a la AFP el senador opositor Darío Martínez.

“Claro que eso lo hicieron para beneficiar a Murillo. La Fiscalía actuó bien al emitir una orden de captura y el gobierno se ingenió la manera de buscarle una salida jurídica a su situación.”, añadió.

Por su parte el dirigente del mayoritario Partido Liberal y también senador Juan Fernando Cristo, opinó que “ya es hora que el presidente Uribe replantee el proceso de paz con las AUC antes de insistir en la discusión del proyecto de Justicia y paz”.

“Sería irresponsable avanzar en la discusión de ese proyecto de ley sin que haya total claridad frente al país de qué va a pasar con el proceso de paz, porque hay mucho escepticismo, no hay claridad sobre este hecho y los paramilitares siguen violando el cese de hostilidades. Ello deslegitima el proceso”, comentó.

Este sábado los colombianos dividieron opiniones en torno al hecho, a través de los medios de comunicación, que casi al unísono se preguntaron por el grado de aceptación o rechazo a la forma como el gobierno superó el asunto de Murillo, considerado como el más grave incidente en lo que va del proceso de paz con los paramilitares.

Analistas como Fernando Giraldo, de la Universidad Sergio Arboleda, destacaron que el manejo dado por el gobierno a la crisis, “no fue el más acertado desde el mismo inicio”.

“Se envían a más de 600 hombres de la Policía y del Ejército, a una zona donde se está dialogando para que se capture a uno de ellos; el operativo se filtra y el señor logra esconderse. Luego, cuando ofrece 1,3 millones de dólares por información para capturarlo, él se entrega e inmediatamente recibe todas las garantías. Indiscutiblemente, algo no salió bien”, comentó.

Otros analistas, como el politólogo Vicente Torrijos al servicio de la privada radioemisora Caracol, opinó que pese a que en el incidente la imagen del gobierno sale debilitada, la entrega de ‘Don Berna’ le devolvió la confianza al proceso.

“El proceso no se ha enderezado por completo pues es ingenuo pensar que Murillo era el único que estaba violando el cese de hostilidades, pero la actuación del presidente fue muy esperanzadora. Fue un mensaje de autoridad para atacar la doble moral de los paramilitares que siguen violando el cese al fuego”, dijo.

En un vehemente discurso, Uribe rechazó este sábado, las críticas de que busca beneficiar a los paramilitares, y garantizó que el sitio donde estará recluido ‘Don Berna’, no estará controlado por esos escuadrones de derecha.

“Mis detractores no me tienen que recordar lecciones de transparencia. Aquí tenemos dos cositas que se llaman: ‘amor a Colombia’ y ‘una manera transparente y firme de proceder'”, enfatizó el mandatario al defender las negociaciones que lleva a cabo con las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).