Urología de hoy

Urología de hoy

Se pueden prevenir las piedras urinarias?

Los litos, cálculos o piedras renales son de diversas causas. Existen varios tipos de piedra, que dependiendo su composición puede ser el origen. Quien hace un cálculo en un promedio de 5 años puede hacer otro si no toma medidas preventivas.

Solo las piedras de ácido úrico disminuyen su tamaño con tratamiento médico, pero son menos del 5 por ciento de todas. Todas las terapias conservadoras sugeridas por familiares o naturalistas van encaminadas a aumentar la diuresis para lograr la expulsión de la misma (agua de coco, etc.) de no lograrse la expulsión de la misma en período de dos a cuatro semanas, o de tener un cuadro muy doloroso, debe valorarse tratamiento quirúrgico que, puede ser endoscópico (sin necesidad de hacer incisiones) o percutáneo (con una incisión de menos 1cm).

De inicio preventivo y estando en un país tropical se sugiere aumentar la ingesta de agua, ya que los elementos que forman los cálculos se unen al tener poco recambio de líquidos en los riñones, al igual que no subir de peso y hacer ejercicio hace que los cálculos siendo pequeños puedan ser expulsados muchas veces sin darnos cuenta (es a lo que normalmente se le llama “arenilla” en el examen orina).

El examen de orina nos da mucha información sobre las anormalidades de los riñones con sustancias que promueven o evitan la formación de cálculos. Normalmente la evaluación para la prevención de cálculos es multidisciplinaria, donde el urólogo es quien en la presencia de cálculos toma las medidas para expulsarlo o extraerlo, ya después que no están presentes el urólogo con especialidad en prevención de litiasis interviene en la prevención y evaluación de causas posibles de la formación de los mismos y le recomienda entre hidratación, factores de dieta y ejercicios.

Si se descubren además trastornos metabólicos como alteraciones de la paratiroides (glándula que regula el calcio del cuerpo), alteraciones digestivas de la absorción de calcio se necesita a su vez evaluación por endocrinología. Cuando se sabe la causa de formación del cálculo y dependiendo de los resultados del examen de orina y otros estudios, se determina si un tratamiento médico puede agregarse a la terapia que puede continuarse por uno o dos años.

Si ya hizo una piedra, y no se ha determinado la causa, se recomienda por lo menos una evaluación con el urólogo especialista en prevención para valorar si se formó un cálculo nuevo, que cuando es pequeño se le da seguimiento y se planifica mejor el tratamiento.