Urología de hoy

18_03_2016 HOY_VIERNES_180316_ El País12 A

Tenía tres años que no visitaba mi urólogo al acudir me indicó un medicamento para orinar mejor y unos estudios, pues últimamente estaba que me levantaba mucho de noche a orinar, lo hacía con frecuencia y tenía que pujar. Mejore, pero no del todo, además de que tuve unos dolores de cabeza que preferí no usarlos. Cuando le comenté y le llevé los estudios, me dijo tenía “un lóbulo medio prostático”, que estoy reteniendo orina y que era mejor hacer cirugía, que podía ser a través del pene y que era de rápida recuperación. Además de que si no toleraba el medicamento no tenía más opción. ¿Qué me recomiendan?, me han dicho que al que operan de la próstata no queda con buenas erecciones y tiene escapes de orina.
El crecimiento de la próstata produce obstrucción del paso de la orina de la vejiga al exterior por la localización de la próstata al inicio de la uretra. Este crecimiento en algunos pacientes hace retención de orina y debe colocárseles una sonda. Es un proceso independiente del cáncer de próstata. La próstata tiene varias zonas de crecimiento y el lóbulo medio es una de ellas, donde por su localización es de las que más síntomas dan y menos responde al tratamiento con medicamentos. Los más usados son los alfabloqueadores y los inhibidores 5 alfa reductasa, los cuales producen relajación del músculo de la próstata y disminución de su tamaño respectivamente, produciendo una mejoría sustancial. Los efectos colaterales de los medicamentos si no los tolera su mejor opción es cirugía. En la cirugía no se saca la próstata completa, y puede ser endoscópica, como le ofrecieron a usted, donde se reseca la zona prostática aumentada de tamaño hasta dejar libre el paso de la orina. Estos procedimientos en muy raras ocasiones pueden producir incontinencia y mucho más raro aun la disfunción eréctil, por el contrario, si se siente mejor, tendrá mejores erecciones.

Recomendación
Consulte con sus familiares, vuelva y hable con su urólogo y pregunte sobre opciones, ventajas y desventajas de cada procedimiento.

Estos medicamentos son de uso crónico, su efecto dura solo mientras los esté tomando.
De no llevar tratamiento puede terminar con daños irreversibles en la vejiga y los riñones, pudiendo terminar con una sonda colocada, insuficiencia renal y diálisis.