Uruguay comercializará cannabis con hasta 5% de sustancia psicoactiva, según legislador

Planta de marihuana. Foto de archivo
Planta de marihuana. Foto de archivo

MONTEVIDEO. AFP. Uruguay permitirá la plantación y comercialización de cannabis con hasta un 5% de psicoactivo, de aprobarse el proyecto de ley que legaliza el mercado de la marihuana en el país, según aseveró el jueves a la AFP un legislador de la izquierda gobernante.

“Se va a autorizar la utilización de semillas y plantas que tengan que ver con el cannabis Sativa, (y) cuando se analiza la concentración que la planta tiene de sustancia psicoactiva no va a poder ser mayor del 5%”, comentó a la AFP el senador del oficialista Frente Amplio (FA) Luis Gallo, integrante de la Comisión de Salud del Senado que está tratando el proyecto.

Por su parte, una fuente de la Junta Nacional de Drogas dijo a la AFP que se trabaja en esa línea, pero que aún no hay nada definido.

El proyecto impulsado por el presidente José Mujica y que convertiría al Estado uruguayo en el primero en el mundo en asumir el control de todo el proceso de producción y venta de la marihuana, fue aprobado el 31 de julio en la Cámara de Diputados y se estima que será sancionado por el Senado en la primera semana de diciembre.

“Estos son los criterios que se están manejando, porque de acuerdo a los estudios científicos ese es el límite que da más garantía a los efectos que las consecuencias del consumo sean lo menor posible”, agregó el legislador.

El proyecto no establece el porcentaje de psicoactivo que deberá tener el cannabis producido para consumo recreativo.

En su edición de este jueves el diario El País señala que de aprobarse una reglamentación que permita hasta un 5% de concentración de tetrahidro cannabinol (THC), principal constituyente psicoactivo del cannabis, el Estado vendería una droga “ultra light”.

“A las farmacias no va a ir a comprar nadie”, dijo el senador del opositor Partido Colorado Alfredo Solari, en la durante la última reunión de la Comisión de Salud, en alusión a que así no van a poder competir con el mercado ilegal, según publicó El País.

La iniciativa prevé como formas de acceder a la droga el autocultivo (con un límite de seis plantas), el cultivo en clubes de membresía y el acceso a través de farmacias, con un tope de 40 gramos mensuales por usuario.

En todos los casos los consumidores deberán ser mayores de 18 años, residentes del país y deberán registrarse.