Usan espías contra el mercado negro de Argentina

e6

Katia Porzecanski y Carolina W

La represión de los mercados ilegales de divisas de Argentina que instrumenta la presidenta Cristina Fernández de Kirchner podría resultar contraproducente, y es posible que eso sea bueno para los inversores en bonos.

A los efectos de frenar la caída del peso en el mercado negro al nivel más bajo del año, Fernández ha redoblado los allanamientos a casas de cambio y ha otorgado al organismo de inteligencia del país facultades para evitar “corridas” contra la moneda. Las medidas profundizan la fluctuación del peso conforme los argentinos se apresuran a hacerse de dólares que serán cada vez más escasos.

La declinación del peso bien podría terminar por afectar el apoyo a Daniel Scioli, que lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre. Su creciente alineamiento con Fernández ha impulsado la caída del peso, al tiempo que fortalece al candidato rival Mauricio Macri, dice Jefferies Group LLC.

Los bonos de referencia de Argentina han bajado 7 por ciento en los últimos tres meses ante el temor de que una victoria de Scioli signifique una continuación de las políticas que han impulsado la inflación y sumido al país en un impago.

“Todo esto genera miedo”, dijo por teléfono desde Buenos Aires Camilo Tiscornia, un ex economista del banco central que ahora dirige C&T Asesores Económicos. “Va a jugar contra Scioli y a favor de Macri, y con Macri hay más certeza de que tratará de solucionar los desequilibrios de la situación del país”.

En el mercado negro, el peso cayó a 14 por dólar el martes, el nivel más débil desde octubre de 2014, lo que puede compararse con una paridad oficial de 9,14 que controla el banco central mediante intervenciones diarias.

Estrés financiero. En el llamado mercado de contado con liqui, donde los argentinos compran y venden valores para obtener acceso a dólares, el peso también ha visto el fin de un período de seis meses de relativa calma luego de que Scioli nombrara a Carlos Zannini, un hombre de confianza de Fernández, como su candidato a vicepresidente. Se considera a Zannini el artífice de las políticas más controvertidas de Fernández, entre ellas la confiscación de los fondos de pensión y la expropiación de la petrolera YPF SA.

“Casi damos la bienvenida al estrés financiero, ya que proporciona a los políticos un recordatorio de la urgencia de abordar los desequilibrios macroeconómicos”, dijo Siobhan Morden, jefa de renta fija para América Latina de Jefferies, en un informe del 14 de julio. “Eso también puede ejercer influencia en el resultado de las elecciones presidenciales”.

Si bien Scioli lidera la intención de voto para la primera vuelta electoral, Macri se impondría en una segunda vuelta, según una encuesta de Ipsos, Mora y Araujo publicada el 12 de julio en el diario Perfil. La encuesta entre 960 personas tiene un margen de error de 3,23 por ciento.