Uso de harinas alternativas debe estar en políticas

E7

El uso de harinas alternativas provenientes de vegetales y tubérculos debe formar parte de una política nacional que facilite su utilización en la producción de panes, galletas y derivados. Un primer paso en ese sentido sería que el Instituto de Bienestar Estudiantil (INABIE) permita que estas harinas sean utilizadas en el desayuno escolar.

La utilización de rubros como el arroz, plátano, guineo, rulo, auyama, ñame, yuca, yautía, batata, nopal entre otros para elaborar harinas alternativas permitiría disminuir la importación de trigo, ahorrando así divisas. Además apoyaría la producción nacional agropecuaria y generación de empleos.

La encargada de Biotenología Industrial del IIBI, Lucía Berigüete, expresó que han estudiado más de 20 harinas elaboradas con rubros dominicanos que se producen en gran cantidad, de los se aprovecha más del 90% para hacer esta harinas.

Propuso que en el pliego de requisitos del desayuno escolar se incluya determinado porcentaje del pan, galletas o bizcocho con uso de harinas alternativas.

Expresó que ya está identificada una empresa que puede producir en su planta una gran cantidad de harinas alternativas para satisfacer la demanda de la población.

Berigüete explicó que los panes, bizcochos, galletas y otros derivados pueden utilizar harinas alternativas entre un 10 y 50 por ciento en su elaboración combinada con la harina de trigo, pero en algunos se puede usar un 100%.

Indicó que ya existe un Clúster de Harinas Alternativas y Afines con 25 miembros entre productores, investigadores, profesores, entre otros, quienes fomentan el uso de estas harinas, además de que en el mercado ya se están comercializando con éxito.