Uso prudente de los medios

25_01_2016 HOY_LUNES_250116_ Economía4 D

Por lo general, los contenidos que producen y difunden los medios masivos de comunicación determinan la agenda de la discusión pública, ya que la gente tiende a hablar de los mensajes que ha visto, oído y leído a través de la televisión, la radio, los periódicos impresos y digitales, el cine, las redes sociales, entre otros. Es difícil creerlo, pero no se puede perder la esperanza de que cuando la Junta Central Electoral autorice oficialmente el inicio de la campaña electoral, mediante la cual se habrá elegido a las personas que administraran las instituciones del Estado Dominicano en el período 2016-2020, los medios de comunicación serán usados con prudencia, ética y objetividad.

Los contenidos o informaciones que ofrecen los medios inciden poderosamente en las decisiones y actuaciones de las personas. En este sentido, la inteligencia emocional y social de los que gestionan los medios de comunicación será clave para crear una ciudadanía crítica y empoderada, con capacidad para exigir que los políticos, los empresarios, los funcionarios del gobierno, los legisladores y los que dicen llamarse líderes sociales, decidan y actúen con ética, transparencia y respeto a los derechos ciudadanos. No importa el momento y la circunstancia, pero el logro de fines malsanos jamás podrá justificar el uso de los medios de comunicación.

El talento humano responsable de decidir lo que se produce y difunde por los medios masivos de comunicación, ejerce la misma función pedagógica que realizan los docentes en las aulas con estudiantes, solo con la diferencia que el mensaje es más directo y de menor alcance. En definitiva, hay que usar el poder de los medios de comunicación con responsabilidad, ética y con sentido y vocación social.