Vacuna psicológica  para los padres

Como bien sabemos, en el campo de nuestra salud física y mental, los científicos, investigadores, médicos y biólogos han descubierto sustancias, virus, etc., que luego han sido utilizadas para inmunizar nuestro cuerpo contra múltiples enfermedades físicas y mentales.

De igual manera sostenemos la convicción de que si la mayoría de los padres aplicaran una serie de métodos educativos de manera constante frente a sus hijos, éstos podrían llegar a ser ciudadanos ejemplares.

Estas vacunas son las siguientes:

l. No sobre-protegerlos en exceso durante todo el proceso de desarrollo desde la infancia, la adolescencia y hasta llegar a la adultez, mucho menos complacerles en todos los gustos.

2. No ridiculizarles con palabras hirientes ante los amigos y mucho menos las amigas, en las actividades sociales.

3. No mentir en la presencia de sus hijos, o llevarlos a mentir por encargo del propio padre.

4. El nido de la familia formado con la institución del matrimonio constituye el más grandioso bálsamo para desarrollar hijos felices, que en cada amanecer al levantarse reciban la seguridad que provee el beso de una madre y el fuerte abrazo de un padre amoroso.

(Ver vacuna publicada por el mismo autor titulado Decálogo para mantener un matrimonio eterno y feliz inmunizado contra el virus del divorcio, en el periódico El Nacional).