Vargas Maldonado: urge cambio en modelo económico dominicano para contrarrestrar la pobreza

El presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas,  afirmó hoy en Sudáfrica que la humanidad cuenta con recursos suficientes para convertir la lucha contra la pobreza en un desafío por la generación de bienestar y prosperidad, pero que para lograr ese objetivo se requiere hacer cambios estructurales en los modelos que aplican países en vías de desarrollo, como la República Dominicana.

“Inspirados en el compromiso de materializar políticas progresistas que favorezcan el bienestar de los individuos,  nuestros partidos tienen que ponerse a la cabeza de esos cambios”, expresó el presidente del PRD aludiendo a uno de los lemas que guían la acción  de la social democracia.

Vargas hizo sus planteamientos al presentar la posición de su partido en la discusión del tema “Una economía con empleo, crecimiento y protección social: la respuesta socialdemócrata a la crisis financiera”, que forma parte de la agenda que estudia el XXIV Congreso de la Internacional Socialista.

 El Congreso reúne a jefes de Estado, de gobierno, líderes y dirigentes  de los cinco continentes pertenecientes a partidos laboristas, socialistas y social demócratas, entre los cuales se encuentra el PRD, representado por Vargas, quien es uno de sus vicepresidentes mundiales, Peggy Cabral y el diputado Rafael Vásquez, secretaria de Relaciones y presidente de las Seccionales del Exterior.

“Esta participación es para resaltar que en muchos de nuestros países el modelo de desarrollo no marcha al ritmo de las necesidades y aspiraciones de los pueblos, por lo que requerimos hacer cambios estructurales que ataquen con seriedad, y por encima de cifras maquilladas, la situación de inequidad y la falta de cohesión social que se vive especialmente en el mapa mundial del subdesarrollo”, puntualizó.

 “Que el actual modelo acentúa la brecha que separa a ricos y pobres,  nos los dice un pequeño país como la República Dominicana, que es precisamente una muestra de cómo el crecimiento económico está fallando en la lucha por erradicar la pobreza y la desigualdad,” ilustró.

Citó el presidente del PRD que en los últimos ocho años en República Dominicana el Producto Bruto Interno se incrementó dos veces y media, es decir, en un doscientos cincuenta por ciento, ya que creció de 22 mil millones de dólares en el 2004, a 55 mil millones en el 2011, con un crecimiento general de 4,5%, por encima del 4,3% promedio de América Latina.

Dijo que “en realidad, República Dominicana ha tenido de las más altas tasas de crecimiento económico de toda Latinoamérica y el Caribe  en los últimos 50 años, pero ello no ha impactado las condiciones de vida de nuestro pueblo, ya que  aún registramos tasas de hasta  un 42.2%, de nuestra gente viviendo por debajo de la línea de pobreza”.

Expresó que todo ese crecimiento y la creación de riqueza que ha implicado, no ha resuelto problemas tan esenciales como el de la educación, la salud y la seguridad social, empleos de calidad y otros índices de desarrollo humano agrupados en los Objetivos  de Desarrollo del Milenio, que cercanos ya al 2015, fecha de su vencimiento, es obvio que no podrán cumplir la mayoría de los países subdesarrollados.