Vaticina política fiscalista hará
cerrar hoteles Este y costa norte

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/D9728C6C-09F8-4877-A41F-E80F384FD8DB.jpeg

POR ARIDIO PERDOMO
PUERTO PLATA.-
El presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES), ingeniero Luis López, vaticinó que los hoteles de la costa Norte y otros de la región Este, a partir del próximo verano “cerrarán sus puertas y no será para entrar en un proceso de renovación de sus plantas físicas, sino porque no podrán resistir los costos de operación por la política fiscalista que pretende aplicar el gobierno”.

López dijo que será más conveniente para el turismo cerrar esos hoteles desde abril del próximo año hasta noviembre, lo que dejaría sin plazas de trabajo a más de 25,000 empleados del área del turismo.

Con esas declaraciones, el presidente de ASONAHORES lamentó la decisión del gobierno de colocar nuevos impuestos al sector turismo.

“No es posible que mientras el gobierno realiza inversión en el sector turismo para fortalecerlo, por el otro lado anuncia una serie de impuestos que redundarán en perjuicio del sector”, dijo el dirigente hotelero.

Afirmó que a esto se agrega la crisis en el servicio energético, por lo que consideró que sobre el turismo se avecina una situación bastante difícil en momento en que áreas de desarrollo como Puerto Plata y Juan Dolio venían experimentando un buen relanzamiento.

López sostuvo que la energía eléctrica está creando un problema bastante complicado. “Los hoteleros no podemos competir frente a otros destinos que pagan entre 12 y 17 centavos de dólar kilovatios, mientras en el país tenemos que pagar casi 30 centavos de dólar”, explicó.

Añadió que los hoteleros tienen que apelar a la comprensión del gobierno, “porque estamos de cara a una apertura, abrir el mercado a países con una mejor ventaja en cuanto a competitividad y de ahí se incluye el sector turismo”.

Manifestó que ese sector está preocupado, porque es una situación problemática, ya que el inversionista dominicano estará en desventaja frente a otros destinos turísticos de la región del Caribe y el mundo. Sostuvo que el cierre de esos hoteles no será para renovar sus plantas físicas, sino porque “será más conveniente mantenerlos sin operación que ponerlos en funcionamientos porque será difícil cubrir sus costos de operación”.

Manifestó que frente a esa política impositiva es imposible competir y que cerca están los destinos de Cuba, Jamaica y México, donde el turismo recibe amplios beneficios y exenciones.

Manifestó la agravante de que ahora se implementa un desarrollo del turismo para verano en el Mediterráneo, el Norte de Europa, el Norte de Estados Unidos y Canadá, que reducirá el flujo de extranjeros a la República Dominicana.

Respecto a la próxima temporada de invierno, López dijo que será muy buena para el país, aunque con muy mal augurio por la política fiscal del gobierno.