Ve actitudes amenazan democracia

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/C219A599-EB56-4DE5-A39B-E9A41EDFB5EF.jpeg

POR LUIS M. CARDENAS
El doctor Rafael Toribio, ex coordinador de Participación Ciudadana, consideró que la democracia está amenazada por la indiferencia y la apatía. Sostuvo que el desarrollo y el bienestar ha dejado de ser el objetivo fundamental de la política y el poder político ha pasado a ser un fin.

Al hablar sobre Democracia y Ciudadanía en el XI aniversario de Participación Ciudadana en el hotel Santo Domingo, Toribio afirmó que en las naciones de la región, incluida República Dominicana, la democracia convive con altos niveles de pobreza y desigualdades sociales.

Toribio explicó que se ha tenido mejor logro en las elecciones de las autoridades, pero se requiere una mayor eficiencia y eficacia de la democracia.

Manifestó que hasta ahora se ha preferido entender que los problemas sociales y económicos son desafíos al sistema económico no a la democracia.

Sin embargo, entiende que para perdurar la democracia se debe asumir que los problemas sociales son problemas políticos y que no puede haber democracia real si no se resuelven los problemas sociales.

Advirtió que los problemas sociales que aquejan a la mayoría deben ser resuelto.

Analizó que el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo sobre la Democracia en América Latina planteó que por la indiferencia de la sociedad los parlamentos adquieren un papel estrictamente simbólico y las decisiones que conciernen a todos emanan de los despachos de los especialistas, tecnólogos, economistas y financieros.

Aseguró que de la representación política se ha pasado a la representación por grupos de intereses, en el espacio público sólo tienen voz aquellos que tienen capacidad para organizarse en forma de lobby.

Sostuvo que en las democracias existentes el principio de soberanía popular está corregido por la capacidad de quienes ejercen el poder económico que siendo muchos menos pueden más.

Destaca que el Estado al renunciar a la autonomía respecto del poder económico, al demostrarse incapaz tanto de asegurar el bienestar de los ciudadanos como de poner límites a la voracidad capitalista, ha perdido legitimidad, que a su entender es la razón del descrédito de la política.

La economía ha dejado de tener rostro humano y las personas no aparecen en el análisis económicos, dijo.

Toribio recomendó retomar la política reponiéndose a la indiferencia y la apatía y que, a su vez, la ciudadanía tiene que mostrar interés por la política.

Estimó que los partidos deben ser ayudados porque son parte del fortalecimiento de la democracia, porque donde hay menos partidos no hay más democracia.

Planteó que se debe continuar trabajando para que la democracia electoral sea cada vez más fuerte y que las otras instituciones de la democracia también puedan desarrollarse y sugirió hacer alianzas entre todas las instituciones que trabajan por el fortalecimiento de la democracia en la República Dominicana.

En el acto también habló Alfonso Abreu Collado, coordinador de Participación Ciudadana, quien manifestó que están trabajando en la definición de la entidad hacia el futuro.

Informó que el 13 de noviembre se reunirá el consejo nacional en Santiago para analizar el rol que desempeñarán.

En la actividad donde también habló Javier Cabreja y asistieron miembros de 16 comités municipales de Participación Ciudadana.