Ve AL tiene que abordar su fragilidad fiscal

3D_Economía_18_1,p01

Buenos Aires, Argentina. La situación fiscal de América Latina y el Caribe es sumamente frágil, por lo que requiere reducir los déficits para avanzar hacia un mayor crecimiento con menos inflación, afirmó aquí el presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Temístocles Montás.
Al pronunciar la conferencia “La política fiscal en el entorno macroeconómico de América Latina”, Montás señaló que bajar los déficits fiscales de los países de la región contribuye a reducir la relación deuda-producto interno bruto (PIB) “contribuyendo así a la sostenibilidad de las finanzas públicas y al abaratamiento de los créditos internacionales”.
Montás habló durante un acto organizado por el Instituto Latinoamericano de Administración Pública (ICAP) que se celebró en la Universidad Católica de Chile con una asistencia nutrida de varias delegaciones de países de América Latina.
“Abordar el tema del ajuste fiscal en América Latina y el Caribe pasa primero por tener en cuenta que cada país tiene sus características propias. No es lo mismo países con presiones tributarias bajas (Centroamérica y el Caribe) que aquellos que ya tienen presiones tributarias altas (Argentina, Brasil, Uruguay). En los primeros es razonable pensar en aumentar los impuestos. En los segundos habrá que tomar muy en cuenta el espacio fiscal de que se dispone, expresó el experto en economía.
Tomando en cuenta que hay dos tipos de ajuste, el gradual y el shock, Montás expresó los graduales, aunque solo recorta el gasto primario en 4% al año, son menos costosos que los tipos shock donde el gasto primario se recorta, en promedio, aproximadamente un 8% al año.