Ve codicia de pocos agrava la pobreza

Vatican City (Vatican City State (holy See)), 17/11/2019.- Pope Francis (C) has a lunch with people in Nervi Hall to mark the World Day of the Poor, at the Vatican, 17 November 2019. (Papa) EFE/EPA/CLAUDIO PERI

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa lamentó el domingo que la “codicia de unas pocas” personas adineradas esté agravando el sufrimiento de los pobres. Tras dar su mensaje, compartió una comida con personas desempleadas y sin hogar, algo que se ha convertido en tradición en su papado.
Francisco celebró una misa en la Basílica de San Pedro dedicada a la concienciación sobre la pobreza en el mundo. El pontífice lamentó que la gente no esté preocupada por el “aumento del ingreso, que la codicia de unos pocos esté agravando la pobreza de muchos otros”.
Manteniendo una tradición de su papado, Francisco invitó a 1.500 personas, entre ellas inmigrantes e indigentes, a comer con él en el Vaticano tras la misa, mientras que otros 1.500 fueron invitados a otra comida en otro lugar de Roma. Francisco instó a los fieles a preguntarse “¿tengo yo, como cristiano, al menos una persona pobre como amiga?”. Al igual que San Francisco de Asís, el santo que inspiró su nombre, el papa ha convertido en una prioridad de su pontificado el prestar atención a los que viven en los márgenes de la sociedad. Ese enfoque puede parecer discordante para algunos prelados en una iglesia que invierte en bienes inmuebles multimillonarios, posee obras de arte invaluables y realiza sus servicios litúrgicos a menudo en medio del esplendor.