Ve cúpula mafiosa domina estamentos

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/348CEC8E-AAAA-41AC-AF2D-838C147EAD5B.jpeg

Leonel Fernández afirmó ayer que en la República Dominicana hay una estructura de poder y una cúpula mafiosa al servicio de la corrupción, del narcotráfico y de los peores intereses, la que domina distintos estamentos de la sociedad, porque penetra la radio, la televisión, gente que escribe en los periódicos y personas influyentes en todos los niveles, que lo que procura es desacreditar y desprestigiar a los verdaderos demócratas.

El candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) advirtió que para que la democracia pueda prevalecer debe ser desmantelada esa estructura mafiosa que existe en la República Dominicana, la que afirmó controla estamentos de poder.

Asimismo, el ex Presidente dijo que está en desacuerdo con que haya inmunidad contra presidentes y ex presidentes de la República. “Pienso que cada quien hable por su conducta, que los hechos de cada quien sea su mejor defensa. Yo salí de la presidencia y no necesité de ninguna inmunidad, y aquí estoy ahora”.

Durante la exposición de sus propuestas de gobierno en materia anticorrupción, en el encuentro que auspicia la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) con los candidatos presidenciales, advirtió que es grande el riesgo de los verdaderos demócratas, porque estos tienen que dar la cara frente a esa cúpula mafiosa de la República Dominicana.

Fernández aseguró que la corrupción es un fenómeno universal, que no escapa a ningún país del mundo, sea desarrollado o no.

Manifestó que ese fenómeno que es milenario y tiene profunda raíces está afectando al sector público como al privado.

Manifestó que en la República Dominicana y en países de América Latina cuando se incurre en actos de corrupción los mecanismos institucionales no funcionan adecuadamente.

Manifestó que existe dentro del aparato estatal una práctica orientada hacia un tipo de exposición sistémica que todo el aparato está corroído y penetrado por una práctica de corrupción.

“Es una corrupción que se ha organizado en forma sistemática y que permea toda la estructura del aparato estatal y viene desde arriba hacia abajo”, subrayó Fernández.

Manifestó que cuando el doctor Joaquín Balaguer dijo que la corrupción se detiene a la puerta de su despacho quiso dejar dicho que había una estructura de poder al servicio de la corrupción.

Señaló que la corrupción tiene que ser sistémica, organizada y de gran escala, y tiene que ver con sistemas de contratación de obras públicas, con sistema de concesiones y con mecanismos de provisiones; es decir que la combinación de esos factores es lo que produce la preocupación de como la corrupción se convierte en un instrumento de legitimación y un mecanismo de descontento de la población.

Además, señaló que además de la corrupción organizada también está la que asume el individuo, fruto de la avaricia, la codicia, de la baja condición moral y la necesidad de la supervivencia.

Consideró que la corrupción que se debe enfrentar es la que está organizada, sin perder de vista la individualizada, por sus efectos que tiene en la política.

Fernández dijo que durante su administración se dieron pasos hacia el desarrollo de una política anticorrupción y que el departamento especial que creó mediante decreto, ha sido distorsionado por la actual gestión gubernamental.

“La lucha contra la corrupción durante esta gestión de gobierno se ha desnaturalizado porque se convirtió en cacerías de brujas de opositores políticos y el procurador general de la República se convirtió en un provocador general de la República”, subrayó.

Dijo que desde el gobierno del PLD se creó un organismo especializado en lo referente a la prevención y a la persecución de actos de corrupción en la administración pública.

También dijo, se ordenó a todas los secretarios de Estado la creación de un código de ética pública.

Consideró que la Convención Interamericana de Lucha Contra la Corrupción aprobada por el Congreso establece que una lucha eficaz de la corrupción debe ser preventiva, detección, persecución y el castigo o sanción judicial.

Valoró de positivo el proyecto propuesto por el senador José Tomás Pérez y aprobado por el Congreso sobre el acceso a la información.

En el encuentro que organiza la FINJUS participaron entre otros, el director, la presidenta y el vicepresidente del Consejo de Directores de esa entidad de la sociedad civil, José Alfredo Rizek, Fabiola Medina y Georges Santoni, respectivamente, y la directora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Elena Brineman.