Ve difícil venta de activos de BANINTER

POR MANASES SEPULVEDA
El abogado del consejo de defensa del banquero Ramón Báez Figueroa, doctor Vinicio Castillo Semán, consideró ayer “muy difícil” lograr la venta de los activos del Banco Intercontinental (BANINTER), como requiere el Fondo Monetario Internacional (FMI) para encarar el déficit del Banco Central.

“El desastre legal bajo el cual el gobierno de Hipólito Mejía sustentó la acusación Contra Ramón Báez Figueroa, en el caso del BANINTER, impide la venta de los activos de este banco, hasta que concluya el proceso penal abierto”, añadió Castillo Semán.

El reconocido jurista habló en esos términos, al ser preguntado sobre lo expresado por José Fajgenbaum, director para el Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, que planteó la venta de los activos de los bancos quebrados para encarar el déficit del Banco Central, en el marco de una reunión de los organismos multilaterales con el presidente Leonel Fernández.

El funcionario del FMI dijo también que para garantizar la capacidad de mantener la estabilidad de los precios el Banco Central, se requiere del fortalecimiento tanto financiero e institucional y que en ese orden lo primero que se requiere es la inyección de nuevos capitales y de activos provenientes de los bancos quebrados en el 2003.

Castillo expresó que la inclusión del lavado de activos y la ejecución de un proceso de liquidación irregular y anómalo, son las causas legales que el mismo Estado Dominicano se creó para que esos bienes quedaron indisponibles por largo tiempo.

Dijo entender como “muy difícil” que se pueda cumplir con el pedido del FMI sobre los activos del BANINTER.

 “Las intenciones de Hipólito Mejía y Malkún nunca fueron las de que estos activos sirvieran para llenar ningún déficit fiscal, sino manejar todos los medios de comunicación como propios y disponer a mansalva de la cartera de deudas por decenas de miles de millones de pesos del banco, para favorecer amigos y relacionados”, dijo.

Agregó que otros activos muy valiosos del BANINTER fueron cedidos y vendidos de forma fraudulenta a precio “vil” a importantes personeros del anterior gobierno, lo que dijo será oportunamente objeto de querellas penales por parte de este consejo de defensa y obligaría al Banco Central a una política de recuperación de esos valiosos activos.