Ve improbable economía de España se acelere este año

El PIB España registró un crecimiento   1 por ciento, archivo
El PIB España registró un crecimiento 1 por ciento, archivo

De los Servicios de Hoy. El banco HSBC ha decidido mantener sin cambios sus previsiones de crecimiento para España en 2014 y 2015 en el 0,7% y el 1,1%, respectivamente, ya que, aunque se mantendrá la recuperación, ve “improbable” que esta se acelere en lo que queda de año.

Según recoge en su informe sobre la economía global correspondiente al tercer trimestre, España ha sido uno de los pocos países de la eurozona que creció en el primer trimestre del año, al registrar un crecimiento del PIB del 0,4%, su mejor dato desde los tres primeros meses de 2008.

“Esperamos que la recuperación continúe, pero creemos que una mayor aceleración es improbable en lo que queda de año”, señala HSBC, cuyas previsiones están por debajo de las del Gobierno español y son más pesimistas que las del consenso del mercado.

Prevé que el PIB español no registre un crecimiento como el del primer trimestre, que se vio impulsado por el aumento del 4,4% del gasto público, y crezca una décima en el segundo y dos décimas tanto el tercero como en el cuarto.

El banco cree que España será incapaz de mantener el incremento del gasto en los niveles actuales, dado que, en su opinión, los ingresos no serán tan positivos “como asumen las optimistas previsiones de crecimiento del Gobierno”.

Asimismo, asegura que siguen estando “sorprendidos” por la fortaleza del gasto de los consumidores, que creció en el primer trimestre incluso más que en Alemania, algo “particularmente impresionante” cuando el mercado laboral apenas ha mejorado en el último año, el endeudamiento de hogares y empresas sigue siendo alto y el crecimiento de los salarios es inexistente, lo que hace más duro el proceso de desapalancamiento.

En este contexto, sus previsiones auguran que España no cumplirá los objetivos propuestos a Bruselas de reducir el déficit al 5,5% este año y al 4,2% en 2015, ya que se quedará en el 5,8% en 2014 para descender luego sólo una décima en 2015, al 5,7%.

Por otro lado, HSBC sí que ha mejorado considerablemente sus previsiones de desempleo, que se ha estabilizado en torno al 26% debido al descenso de la población activa. Por ello, ha recortado del 26,3% al 25,1% su previsión para este año y del 25,6% al 24,6% para el próximo.

Resalta que el empleo está mostrando también señales de estabilización gracias a la mejora de los contratos temporales. “La creación de empleo es crítica para garantizar que continúe la recuperación del consumo privado en un momento en el que esperamos que el crecimiento de los salarios siga siendo exiguo”, añade.