Ve ley primarias tumba de partidos

POR PEDRO GERMOSEN
El director ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), doctor Servio Tulio Castaños Guzmán, afirmó ayer que con la Ley de Primarias el sistema de partidos políticos “está cavando su propia tumba.”

“Eso le preocupa a la FINJUS”, significó el profesional del derecho, quien cuestionó también que para la aplicación de esa ley la Junta Central Electoral (JCE) tenga que gastar RD$743 millones.

Significó que la Ley de Primarias tiene “visos de inconstitucionalidad”, porque, sostuvo, los partidos no son órganos del Estado para ser mantenidos ni subsidiados con recursos públicos.

Castaños Guzmán manifestó que incluso algunos tratadistas consideran a las organizaciones políticas como asociaciones de carácter privado.

Precisó que a la FINJUS le preocupa esa legislación porque viola el artículo 8, numeral 7, sobre libre asociación, y los artículos 104, 90 y 92 de la Constitución, que establecen, dijo, que las asambleas electorales deberán reunirse cada dos años y, en virtud de la Ley de Primarias, en otras fechas para atender a necesidades de las organizaciones políticas.

Castaños Guzmán significó que, particularmente, le preocupa la parte operativa de la ley, ya que su aplicación requeriría una suma extraordinaria.

Al ser entrevistado por Laureano Guerrero Sánchez en el programa Hablan los líderes, que se difunde por Radio Televisión Dominicana, Castaños Guzmán dijo que tiene la impresión de que “con esa ley el sistema de partidos está cavando su propia tumba.”

–CODIGO PROCESAL PENAL–

En otro orden, el director ejecutivo de la FINJUS reveló que en los tribunales hay unos 300 mil casos sin conocer y agregó que existían 207 sometimientos por corrupción durante los últimos 20 años, de los cuales 40 acusados fueron declarados inocentes y 166 casos siguen pendientes. Uno que fue condenado, señaló, fue indultado, por lo que, sostuvo, “el sistema no funcionaba.”

Afirmó que la vigencia del nuevo Código Procesal Penal permitirá agilizar el conocimiento de los diferentes casos.

Rechazó que el nuevo Código Procesal Penal haya aumentado la violencia, cuyas raíces, dijo, deben buscarse en la corrupción que imperó en los últimos tres años de gobierno.

Asimismo, añadió, el auge de la delincuencia tiene sus raíces en una serie de situaciones que desmoralizaron el estado de derecho y la estructura democrática en la República Dominicana.

“O sea, no se puede echar la culpa a una legislación que más que debilitar la institución democrática, lo que la viene es a fortalecerla”, sostuvo Castaños Guzmán.

Expresó que el antiguo Código Procesal Criminal, que llevaba 120 años vigente, violaba la Constitución en un 85 por ciento de su contenido.