Ve potencias responsables de situación padece Haití

http://hoy.com.do/image/article/58/460x390/0/02219EC2-2E48-45C1-9EA8-CBC9A90D9BDA.jpeg

POR GERMAN MARTE
El ministro consejero de la embajada de Haití en Santo Domingo, Jean Bertin, aseveró ayer que su país se ha convertido en un “Estado fallido” debido a que por mucho tiempo fue obligado por las grandes potencias a seguir modelos y fórmulas inaplicables en su empobrecida nación.

Bertin, empero, consideró que no se puede calificar a la República Dominicana de la misma manera, puesto que aquí el Estado sí funciona.

El diplomático dijo que mientras República Dominicana está funcionando, produciendo y luchando por alcanzar metas mundiales, “Haití se quedó parado, luchando por la sobrevivencia. Son dos cosas distintas, no se pueden comparar de ninguna forma”.

Bertin, quien lleva alrededor de diez años viviendo en República Dominicana, primero como exiliado político y ahora como diplomático, sostuvo que las grandes potencias se han empeñado en imponer fórmulas sacadas de las computadoras y que quizás están en los libros de economía, “pero eso no funciona con Haití”.

Señaló que ahora su país está intervenido por la MINUSTHA, que es la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití, y sin embargo esta no ha podido cumplir su papel.

Asimismo, observó, Haití está en la víspera de unas elecciones presidenciales sin estar en condiciones para ello, pues “el haitiano no está peleando por la democracia, sino por la sobrevivencia, por educación, por mejores condiciones de vida”.

De acuerdo con el diplomático haitiano, en su país hay más de cien grupos o partidos políticos que buscan, cada uno por su lado, el poder, “tú lo llamas partido, pero no son tales, son grupos de gente que se junta para alcanzar el poder, pero no son como aquí (representativos)”.

El pueblo, recalcó Bertin, no está luchando porque haya democracia, sino por sobrevivir, y aunque busca el bienestar, sus metas son a corto plazo, y así se podrían contaminar las elecciones de noviembre próximo.

Consideró que se necesita una tregua de manera que Haití pueda estructurarse de tal modo que se organicen correctamente los comicios.

En su opinión, se debe buscar el consenso con todos los sectores de la nación haitiana y reestructurar las instituciones y fortalecerlas.

Explicó que en Haití faltan garantías jurídicas, de vida para el pueblo de modo que pueda creer y trabajar por su futuro.

NO PROCEDE LA FUSIÓN

A juicio del ministro consejero de la embajada haitiana, hablar de fusionar las dos naciones que comparten la isla de Santo Domingo no procede.

Adujo que Haití y República Dominicana son dos países distintos, que tienen rumbos diferentes, “son dos países con la misma meta, talvez, pero con dos velocidades diferentes”.

La Fundación por la Paz, de Estados Unidos, en su publicación Foreing Policy, incluye a la República Dominicana en una lista de 20 estados a los que califica como “fallidos”. Contra este planteamiento se han pronunciado diversos sectores, incluido el presidente Leonel Fernández, quien advirtió que la situación de Haití no es comparable con la dominicana por lo que no se puede hablar de fusionar ambas naciones.

Bertin explicó que las dos naciones no se pueden fusionar, ni siquiera pensar en fusionarlos, pues son como dos columnas de un mismo techo económico de la región, que pueden encaminarse, pero no se pueden juntar, pues hacerlo “conllevaría al fracaso”.

Sin embargo, Bertin aboga porque ambas naciones caminen “como dos compañeros”, y aseveró que República Dominicana debe seguir jugando un papel preponderante en términos diplomáticos para ayudar aún más a su vecino.

Subrayó que mientras Haití tiene una voz débil en la comunidad internacional, República Dominicana tiene una voz fuerte, y por lo tanto debe seguir insistiendo en este sentido hasta encontrar soluciones.