Ve urge renovar atención primaria en salud

POR ODALIS MEJIA
Los resultados alcanzados en la los últimos 25 años en la República Dominicana a través de la Atención Primaria de Salud (APS) son insuficientes dada la persistencia de inequidad y exclusión, por lo que es necesario su renovación para que responda a las necesidades reales de la población.

Así se plantea en la Declaración Nacional por la renovación y liderazgo de la APS en el sistema dominicano de salud, adoptada ayer por representantes de diferentes instituciones del país y de cooperación internacional, luego de una consulta nacional convocada por la Oficina Panamericana de Salud y la Secretaría de Salud Pública con miras al encuentro regional previsto a celebrarse del 26 al 29 de julio, en Uruguay.

La consulta fue celebrada en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. En la declaratoria reconocen que en el país y la región de las Américas se han generado importantes mejoras en las condiciones de vida y de salud de sus poblaciones, pero que el panorama actual es diferente al que caracterizaba hace 25 años.

 “Se hace impostergable la realización de un análisis crítico de los conceptos teóricos y prácticos que caracterizaron la estrategia de APS para buscar su renovación, de manera que puedan responder mejor a las actuales necesidades de las poblaciones”, expresa la declaratoria.

Para tal objetivo la renovación de la APS debe fundamentarse en sistemas nacionales de salud liderados por esta estrategia con una visión integral, una fuerte alianza de los gobiernos, las organizaciones sociales y la ciudadanía con amplias expresiones nacionales e internacionales.

“Esta renovación debe tener como una de sus metas alcanzar en el corto y mediano plazo, el máximo grado de salud y el mayor nivel de reducción posible de la pobreza en coherencia con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)”, plantea.

Subrayan que para lograr avances sostenibles en el sector salud y alcanzar las metas pendientes de “Salud para Todos” se impone la APS como estrategia idónea para el abordaje de los problemas en un proceso participativo para lograr un empoderamiento local como garantía de desarrollo de los niveles de salud del pueblo dominicano.

Durante las ponencias previo a la declaración final, la representante de la OPS, Socorro Gross, dijo que el relanzamiento de la APS ha sido difícil por las diferencias de entendimiento de alcances y conceptos.

Expresó que la APS no es un paquete de intervención limitada para la gente pobre, sino la estrategia básica de los sistemas para el logro de mayor cobertura y equidad.

Relató que la estrategia de APS se constituyó en elemento central de las políticas nacionales de salud y las respuestas sectoriales a los problemas de salud en los países de las Américas .

Entre los logros de la implementación de APS en los últimos 25 años está la ganancia en la esperanza de vida obtenida en la región. “En esos 25 años se verificó una reducción del riesgo de morir de 9 a 7 por 1,000 habitantes y con ello la esperanza de vida al nacer se incrementó en promedio 6 años, al pasar de 66 a 72”, indicó.

También, destacó que se erradicó la polio y se controlaron muchas enfermedades. Sin embargo, resaltó que aunque se observaron importantes avances en salud en las poblaciones de las Américas, persisten condiciones adversas para el logro pleno de la meta de “Salud para todos” adoptada en el año 2000.

Por eso, expresó, es necesario renovar la visión de salud requerida para orientar las políticas sanitarias y lograr niveles de salud que permitan alcanzar una vida social y económicamente productiva para todos los habitantes.

Enfatizó que la salud es un tema de Estado y no puede dejarse a las leyes del libre mercado, se necesitan políticas públicas para la promoción de la salud y un  marco político e institucional que facilite la participación social.

Para esto es necesario, señaló, la voluntad política para reformar el modelo de atención; incorporando mayor cantidad de servicios de fomento y prevención; desarrollando modelos asistencial que promuevan la atención ambulatoria y la entrega de servicios de salud en diversos ambientes e implementando en enfoque familiar y comunitario.

Gross resaltó que en la República Dominicana cumplir con las leyes marco como son la General de Salud y de Seguridad Social, desarrollar el Seguro Familiar de Salud y garantizar el acceso al Programa Básico de Salud.

En tanto que el secretario de Salud Pública, Sabido Báez, señaló como prioridad la puesta en marcha de 500 unidades de APS, tal como se aprobó en el consejo de gobierno. Además de la inauguración de hospitales, subcentros de salud y clínicas y redes de salud como forma de poner la APS como líder en el sistema sanitario del país.