Vecinos no descartan que mellizas planificaran misteriosa partida; familia aclara PN no dio pista

22_02_2017 HOY_MIERCOLES_220217_ El País9 A

Un velo de misterio y de circunstancias no aclaradas sigue rondando la desaparición de las mellizas Margarita y Altagracia Aquino Montaño, de 56 años, pero lo cierto es que la familia rechaza que la Policía Nacional les diera la pista de su paradero, como informó a los medios de comunicación, y los vecinos creen que las hermanas pudieron tener un plan para ocultarse, debido a que dejaron los dos perros fuera de la casa, como para que no sufrieran hambre y sed.
Existe otro elemento extraño y que puede unirse a la forma repentina que estas dos maestras jubiladas dejaron su casa en la Manzana B, número 8 del residencial Solariega, sector Lucerna, en Santo Domingo Este, hace más de una semana.
Y es que cuando se mudaron a Lucerna hace tres meses, era la primera vez en toda su vida que que se fueron lejos de la familia.
La sobrina, Ritsi Uribe, aseguró que no hubo conflicto entre las mellizas y sus otros siete hermanos.
Las mellizas habitaban antes en Jardines del Ozama, en Santo Domingo Oeste con sus otras hermanas.
Asimismo, Uribe dijo que la Policía no les notificó la versión de antier de su vocero, general Nelson Rosario, de que las hermanas están vivas y se encuentran en la parte Este del País.
Expresó que en la mañana de ayer conversó con agentes policiales y no tenían datos. Confirmó que una hermana de las mellizas pudo recibir una llamada, pero no lograron establecer su identidad y el celular del que llamaron, debido a que los celulares de las mellizas están apagados. Uribe expuso los momentos de agonía que vive la familia y la intranquilidad creada por desaprensivos que llaman para molestar y dar paraderos falsos de las mellizas. Le pide a estas personas respetar el dolor por el que atraviesa.
Esperamos que las tías aparezcan si es verdad que están en el Este y que nos lleven donde ellas están, para ver si están bien”, manifestó Uribe, quien aseguró que también analizan si ellas planearon esto o no.
Poco sociables. Las mellizas viven en casas alquiladas y no compraban en el colmado “Alegría”, en el número 1 de la calle. El repartidor del colmado, José Miguel de la Cruz, dijo que hace 15 días solo pagaron dos botellones de agua en la puerta de la casa y dijeron “gracias”. Nelson Soto vive frente a la casa de las hermanas desde diciembre y nunca las vio. Cree que no están secuestradas, al igual que Naray Féliz, quien habita en la casa número 19, al frente, y afirma no vio los rostros de las mellizas.
Féliz opinó que no vio a las mellizas ni el día en que se mudaron y las califica de poco sociales. “Las vi pocas veces. Sabía que eran dos, no puedo decir que eran gordas ni flacas”.
Miguel de León, el vecino más cercano, en la casa número 9, señaló que un sobrino de las mellizas partió una puerta para entrar y vio que todo estaba intacto dentro. Dijo que las mellizas nunca salieron y que dejaron los perros fuera, los que se orinaban en su puerta. “Para mi que ellas sabían donde iban”.