Veinte diputados se oponen al 5% a las exportaciones

Cerca de una veintena de diputados de las bancadas de los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC) expresaron su oposición al proyecto de ley del Poder Ejecutivo que gravaría con 5% las exportaciones, y en cambio, respaldaron que se haga una reforma fiscal como la que propone el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

Entre los diputados que se oponen al gravamen a las exportaciones y respaldan la iniciativa del CONEP se halllan el vocero reformista Luis Reyes Ozuna; Víctor Bisonó (Ito) y más de diez diputados de esta bancada.

Por los perredeistas José Altagracia González Sánchez (Radhamés) dijo, a nombre de otros legisladores del PRD, que no están en disposición de respaldar la iniciativa del Poder Ejecutivo, aprobada por el Senado, y que se haya en la Cámara de Diputados.

“Entendemos que lo que procede que se haga es una reforma acorde con lo que exige el Fondo Monetario Internacional (FMI) y evitar por el momento un impuesto que ciertamente resolverá un problema, pero a corto plazo”, expresó el diputado González, del Proyecto Presidencial Hipólito (PPH).

Cree el diputado de Santo Domingo que “una reforma fiscal debe hacerse sobre la base del consenso”.

Los diputados perredeistas se hallan varios “pepeachistas”.

Legisladores del partido de gobierno y reformista entienden que “no se puede castigar a los sectores productivos que son los que generan riquezas”.

Creen que la crisis económica que afecta al país “requiere de la aplicación de medidas profundas, no de parches coyunturales para afectar a un determinado sector”.

El vocero reformista en la Cámara de Diputados, Luis Emilio Reyes Ozuna, dijo que comparte la posición del CONEP, de que se haga una reforma fiscal.

“Debemos tener un plan estratégico formal, tenemos que tener reglas de juego que permitan saber de dónde van a salir recursos que precisa el Estado para su funcionamiento”, expresó el vocero reformista.

Entiende Reyes Ozuna “que hay que dejar atrás la improvisación de estar echándole la mano a cualquier cosa para salir de la crisis”.

“Es necesario que nos pongamos de acuerdo. Una reforma fiscal consensuada vendría a favorecer al país y a resolver problemas a largo plazo”, declaró.

Bisonó Haza adelantó su oposición al proyecto que establece impuestos a las exportaciones por considerar que “eso lo que haría es penalizar a un sector que como el de los exportadores son de los pocos que generan las escasas divisas que tiene el país”.