Venezolanos votarán en pleno boom económico impulsado por el petróleo

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/E3765EFD-6178-4EE3-BBF7-47E4CD4BBCA9.jpeg

CARACAS (AFP) – Los venezolanos votarán el próximo domingo con un índice de crecimiento de su economía de los más altos del mundo -10,2% en el tercer trimestre de 2006- impulsado por los precios petroleros, aunque el PIB per cápita equivale al de 1998, cuando Hugo Chávez fue electo presidente.

La economía venezolana registra doce trimestres consecutivos con alto crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), apoyado en un importante nivel de gasto público y el aumento del consumo, la inversión, y el crédito.

Sin embargo, el PIB per cápita (4.800 dólares al año) es equivalente al de 1998, cuando Hugo Chávez, a quien las encuestas dan como favorito para su reelección el domingo, fue electo presidente por primera vez, señala el economista Pedro Palma.

“El PIB per cápita, medido en bolívares constantes, sólo será similar al de 1998, que fue un mal año, en el cual se reflejaba la crisis de los precios del petróleo (entonces en unos 10 dólares el barril) y las secuelas de las quiebras bancarias de 1994 y 1995”, dijo Palma a la AFP.

El PIB per cápita de Venezuela es inferior a los que registran países como México y Chile, pero supera los de Colombia y Argentina.

“Los altos índices de crecimiento sólo han logrado sacarnos del bache que significaron los años 2002 y 2003, en los cuales por efecto de la conflictividad política y del paro petrolero la contracción fue dramática”, refirió el economista.

En 2003 la economía venezolana decreció 9,2%, y en 2002 lo hizo 8,9%. Para 2007, el gobierno del presidente Hugo Chávez espera un crecimiento del PIB de entre 5% y 7%.

Según Palma, se requiere mantener una tasa de crecimiento del 6% durante varios años consecutivos para que se puedan superar los niveles de pobreza, “pero ahí surge una duda, porque las alzas recientes se deben a la bonanza petrolera”.

De acuerdo con el último informe de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), 31% de la población venezolana se encuentra en situación de pobreza o pobreza extrema.

“En Venezuela ponemos a depender la economía de un factor tan volátil como los precios del petróleo, lo que nos hace muy vulnerables. Para conseguir estabilidad, se necesita la puesta en marcha de un plan de desarrollo integral, con un rumbo claro para 40 o 50 años, que fomente las inversiones y genere empleo estable”, dijo el economista.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, Rodrigo Cabezas, señala que el gobierno no considera el escenario de la caída de los precios del crudo.

“El crecimiento que están registrando China e India indican que la demanda seguirá. Hemos entrado en una etapa de bonanza en la cual la demanda petrolera no disminuirá”, dijo Cabezas.

Así, el presupuesto de la Nación de 2007 será de 53.500 millones de dólares, 13.035 millones de dólares más que el actual.

Además, la economía venezolana, sometida un estricto control de cambio de divisas con una tasa fija desde hace dos años, ha aumentado de manera importante sus importaciones, en detrimento de la industria nacional.

En el tercer trimestre de 2006, las importaciones crecieron 37% y alcanzaron 8.591 millones de dólares, según las cifras del Banco Central. En contraste, las exportaciones sólo se incrementaron 11,6% (17.400 millones de dólares).

Al comentar esas cifras, José Luis Betancourt, presidente de la cúpula empresarial Fedecámaras, señaló que “volvimos al boom petrolero. El gasto público y el ingreso alimentan la economía”.

“Pero eso está basado en recursos financieros y nada más. No se está generando riqueza. No podemos hablar de crecimiento sostenido, a pesar de que muchas empresas están operando a 90% de su capacidad instalada”, indicó.