Venezuela anuncia plan antiterrorista

CARACAS (AFP).- El gobierno venezolano anunció la elaboración de un plan antiterrorista para contrarrestar casos similares al atentado que mató al fiscal Danilo Anderson que investigaba casos políticos, informó este domingo el ministerio de Comunicación e Información.

   El plan será dirigido por los ministros del Interior y Justicia, Jesse Chacón y de Defensa, general Jorge García Carneiro, quienes deberán coordinar esfuerzos de manera inmediata, explicó la cartera en un comunicado.

   Poco antes de partir hacia España el sábado en la noche, el presidente Hugo Chávez confirmó que había firmado un decreto, “ordenando a los ministros de Interior y Justicia y de Defensa la elaboración urgente de un plan excepcional antiterrorista y de su puesta en marcha inmediatamente”.

   Chávez reiteró el compromiso de su gobierno en hallar los culpables del asesinato de Anderson, cuyo cuerpo quedó totalmente calcinado el viernes al activarse una bomba colocada en el automóvil en el que se desplazaba por Caracas.

   “Quiero en prisión a los asesinos de Danilo Anderson, cuéstenos lo que nos cueste, siempre en el marco de la Constitución”, aseguró el gobernante.

   Chacón explicó el sábado a periodistas que fue el explosivo C-4 el utilizado para volar el automóvil del fiscal.

   El atentado generó el rechazo unánime de la polarizada sociedad venezolana y la condena internacional que calificó de “terrorista” el acto.

   “(El C-4) fue el explosivo utilizado en unos 250 gramos, pero todavía no sabemos cual fue el detonador”, señaló Chacón.

   Chacón, igualmente, explicó que no hay detenidos por el caso, pero dijo que unas “5 o 6 personas” fueron llamadas por las autoridades a declarar en calidad de testigos.

   “Sobre todo se han contactado para averiguar el itinerario de Danilo ese día y saber un poco más sobre el momento de la explosión”, dijo

   Anderson encabezaba la investigación sobre unos 400 opositores que apoyaron el decreto que diluyó todos los poderes públicos firmado por el efímero gobernante de facto, Pedro Carmona, durante el golpe que separó a Chávez por 47 horas del poder en abril de 2002.

   Los restos de Anderon fueron sepultados el sábado con honores de Estado.