Venezuela insiste en normalidad de ventas de petróleo pese a fuego en Amuay

CARACAS. AFP. El fatal accidente del sábado en la mayor refinería venezolana no alterará las exportaciones de derivados de crudo ni el suministro interno del país petrolero, insistió el lunes el gobierno, pese a que siguen paralizadas las operaciones del centro por un incesante fuego.  

“Tenemos una producción diaria de 735.000 barriles de combustible (en el resto de las cinco refinerías nacionales), es decir, que no van a producirse problemas en el suministro interno y externo”, dijo el ministro de Energía y Petróleo y presidente de la estatal PDVSA, Rafael Ramírez.  

“Todas nuestras capacidades de exportación están intactas”, insistió Ramírez tras dar a conocer que un nuevo tanque de combustible prendió fuego en el área de almacenamiento de la refinería de Amuay (noroeste, estado de Falcón) mientras se batallaba por extinguir las llamas en otros dos depósitos.  

Ramírez explicó que el domingo cinco buques fueron despachados desde el muelle del Centro de Refinación de Paraguaná (CRP), que abarca las refinerías de Amuay y Cardón, “con 870.000 barriles de crudo”.  

La explosión, provocada por una fuga de gas el sábado de madrugada, en el peor accidente registrado en unas instalaciones de PDVSA — que dejó más de 40 muertos — obligó a paralizar prácticamente todas las operaciones en Amuay.  

Ramírez consideró que el centro estará en condiciones de volver a operar con normalidad dos días después de que se apaguen por completo las llamas, si bien todavía no hay fecha para ello.  

Según cifras oficiales, Amuay refina 645.000 barriles diarios (bd) de crudo y Cardón 310.000 bd. Entre ambas cubren el 66% de la demanda de combustibles en Venezuela, donde la gasolina, fuertemente subsidiada por el gobierno, es la más barata del mundo.  

PDVSA informó también en su página web que el año pasado fueron despachados 17 cargamentos de gasolina (4,13 millones de barriles) a Estados Unidos desde el CRP.  

Venezuela tiene en total una capacidad de refinación de 1,3 millones de barriles diarios, de los que exporta 552.000 bd, según el último informe anual de PDVSA.

Del CRP “es de donde salen los mayores cargamentos (de derivados) y de alguna manera se estaría afectando la exportación” tras el accidente, dijo a la AFP Diego González, miembro de la Comisión de Energía de la Academia de la Ingeniería y Habitat y profesor en la Universidad Simón Bolívar.  

No obstante, aseguró que las exportaciones de crudo a Estados Unidos, el mayor cliente de PDVSA, que recibe alrededor de un millón de barriles diarios, y a otros países no se verán afectadas porque éstas salen “por terminales petroleras de otras partes del país”.  

Para Iván Freites, miembro de la Federación Unitaria de Trabajadores de Petróleo de Venezuela (FUTPV) y operador de planta en la refinería de Cardón, “es muy temprano para hacer una evaluación” sobre los efectos del accidente en las exportaciones de derivados.  

Sin embargo, dijo, “las condiciones de almacenamiento han cambiado totalmente”, al haberse “perdido entre nueve y diez tanques, y habrá que hallar una solución” para evitar demoras en las entregas, dijo a la AFP.  

En cuanto al suministro interno, Ramírez señaló que Venezuela tiene diez días de provisiones aseguradas, al contar además con cuatro millones de barriles almacenados.  

“En este periodo electoral, el gobierno no va a dejar que haya desabastecimiento de gasolina. Si ya está importando más de cien mil barriles diarios, lo que harán será aumentar las importaciones si se acercan los diez días y aún no reactivan la refinería”, estimó González.  

El gobierno niega que importe gasolina y asegura que únicamente compra en el extranjero aditivos para el combustible.  

El presidente Hugo Chávez buscará la reelección en las elecciones del 7 de octubre contra el ex gobernador Henrique Capriles Radonski. Los sondeos conceden hasta ahora un promedio de 15 puntos de ventaja al actual mandatario.