Ventajas de pasear bebé  “cara a cara”

LONDRES. Reuters. Los bebés que van en sus carritos de paseo dando la espalda a sus padres sufrirían más problemas emocionales y lingüísticos a largo plazo, según reveló un estudio publicado el viernes.

La investigación, que sería la primera en su tipo, halló que los niños que no iban de cara a la persona que impulsa el carrito eran menos propensos a hablar, reír e interactuar con sus padres, comparado con los bebés que sí eran transportados de frente a los paseadores.

Los hallazgos se basaron en un estudio con 2.722 padres y bebés y en un experimento en el que 20 niños fueron paseados en carritos enfrentando a sus padres la mitad del camino y de espaldas a ellos el resto del trayecto.

Los padres que usaban los carritos “cara a cara” eran dos veces más propensos a hablar con sus hijos, mientras que las tasas cardíacas de los bebés caían y los niños eran dos veces más proclives a dormirse, un indicador de que se sentían seguros y relajados.