Ventas aumentan por Día de las Madres

No cabía un alma ayer en las principales tiendas de la avenida Duarte del Distrito Nacional donde, a propósito de la celebración hoy del Día de las Madres, cientos de personas acudieron a comprar el regalo para el ser bendecido con el don de concebir.

Las filas para pagar eran interminables y en la búsqueda del obsequio ideal muchos recorrieron los pasillos de casi todas las tiendas diseminadas en esa arteria comercial. “Lo primordial no es el regalo, pero cuál madre no se siente complacida de que su hijo o vecino llegue con algún obsequio en las manos”, aseguró Julissa Tejeda, una joven embarazada que compraba el regalo para su madre y su suegra.

Sin embargo, debido al alto costo de los electrodomésticos, las personas de menos recursos económicos mantienen la tradición de regalar trastos. Tal es el caso de Jessica Rosario, quien aprovechó una oferta de tazas y platillos a 16 pesos para regalarle a 25 madres.

“Yo quisiera compras cosas, quizás una blusa a cada una o un accesorio, pero con el poco dinero que tengo no me alcanzaría, sin embargo, si compro dos platicos para cada una ahí sí que puedo”, señala esta entusiasmada madre de dos hijos, quien lamenta que, a pesar de que siempre regala, pocas veces ha recibido un presente en el Día de las Madres. ¿Ropa, trasto o dinero? Conforme pasan los años son más las madres que prefieren que su regalo se lo den en “efectivo” para ellas comprar lo que deseen.