Verificación de número de Whatsapp: el método favorito para hackear app

Verificación de número de Whatsapp: el método favorito para hackear app

¿Qué está pasando?

La verificación del número de WhatsApp es el método favorito para hackear la herramienta líder en el campo de la comunicación de hoy en día. Esa es la conclusión a la que han llegado muchos especialistas por la alarmante cantidad de casos conocidos.

Los «Hackeos» de teléfonos inteligentes (Smartphones) en la actualidad son una problemática a nivel mundial y la República Dominicana no escapa a esa realidad. Recientemente se han conocido decenas de casos de víctimas de esta práctica. En la que extraños suplantan identidades y piden dinero a sus conocidos.

La verificación de un número en WhatsApp es el método más utilizado para apropiarse de las cuentas de la aplicación para suplantar la identidad.

Edgar Argüello, especialista en Marketing y RRSS habla de la verificación de número telefónico y el método para hackear aplicación

Esta fraudulenta acción es más normal de lo que se cree, pero ¿Cómo es posible que un extraño “Hackee” tu teléfono? El especialista en Marketing Digital y RRSS, Edgar Argüello (@edgarraguellog) revela que el procedimiento es más sencillo de lo que parece.

Argüello, dijo al Periódico Hoy Digital que los cibercriminales solo deben conocer de antemano tu número telefónico para ejecutar el proceso. En la actualidad casi todas las redes sociales y páginas web te piden registrar tu número telefónico. Además, por conveniencia o descuido solemos tener nuestro número de contacto público en aplicaciones como LinkedIn, Facebook, Twitter, Instagram, Gmail o nuestro perfil de YouTube.

Leer más: Hombre pensó le enviaba dinero a su novia a distancia fue engañado durante tres años

Edgar, asegura que cuando el “Hacker” conoce tu número telefónico solo necesita poseer un nuevo “Smartphone” en el que pueda descargar la aplicación de WhatsApp.

Realizado el proceso inicial, el criminal escribe a su víctima para pedirle el “Favor” de que le comparta un código con cualquier excusa trivial. Este código es el de verificación que pide la aplicación para autorizar el acceso a la cuenta en el nuevo teléfono.

¿Por qué pasa esto?

Al conocer tu número telefónico, el “Hacker” lo vincula a una nueva tarjeta SIM que será el clon de la que tú posees. Con esta SIM en un nuevo celular descargará WhatsApp y tendrá que desactivar primero la cuenta original (la tuya). Para eso se pondrá en contacto contigo e intentará obtener el código de verificación que pide la aplicación.

Por lo general, estas estafas se dan en cadena y los “Hackers” utilizan los contactos previamente violados de tu lista para que no desconfíes de la acción que te proponen.

Los métodos más conocidos para obtener el código de verificación son dos: el primero, por llamada de voz y el segundo, por mensaje de texto. Puedes recibir una llamada desde WhatsApp y escuchar una máquina que te brinda el nuevo código o ignorar la llamada y dejar que entre al buzón de voz a donde también pueden acceder los delincuentes y escuchar tus mensajes si no utilizas una clave.

El más popular es el del mensaje de texto, para esto te contactan previamente (haciéndose pasar por uno de tus contactos) y te piden que les compartas un código que te llegará y que ellos no pueden recibir. Cuando lo haces completan la verificación en el otro teléfono que poseen y tu pierdes inmediatamente el control sobre tu cuenta.

Lo irónico de la situación es que el o los criminales que se dedican a estas acciones fraudulentas activan en el nuevo teléfono los mecanismos de seguridad que brinda la aplicación para que tú no puedas recuperarla.

¿Para qué lo hacen?

Detrás de estos “Hackeos” aparentemente aleatorios y sin sentido se esconde una razón bastante simple. Edgar Argüello indica que lo que persiguen los “Hackers” es abusar de la confianza de tus contactos en la aplicación. Les piden, en la mayoría de los casos, una cantidad de dinero “Razonable” que cualquier amigo o familiar no te negaría si estas en una situación incómoda o una necesidad repentina que ellos inventan como carnada.

Argüello compara este tipo de estafas con los fraudes en las tarjetas de crédito que buscan obtener dinero de forma rápida y fácil en cantidades para nada exorbitantes o muy elevadas y sin daños físicos a las víctimas.

Básicamente, con esto los criminales persiguen dos objetivos. Obtener acceso a tu lista de contactos y ampliar su lista de posibles víctimas para estafar económicamente a quien puedan hacerlo. Tampoco dedican mucho tiempo a investigar a los blancos de sus ataques o conocerlos profundamente.

¿Cómo evitarlo?

Edgar Argüello aconseja desconfiar de todos los mensajes de este tipo que te envíen tus contactos y no caer en la emoción inicial que genera la intención de ayudar a amigos y familiares. Asimismo, insiste en que cuando se presente esta situación las posibles víctimas llamen no desde la aplicación, sino de forma normal, a los contactos con los que suponen estar hablando para confirmar sí realmente son ellos.

Otras opciones que se recomiendan son activar la verificación en dos pasos que protege tu número de teléfono en la terminal que tú utilizas y asigna un pin o código de seis dígitos adicional que se te solicitará cada vez que inicies WhatsApp (no es un código por SMS o una aplicación de terceros). Esta opción es gratuita y puedes encontrarla en el menú de ajustes de la plataforma de mensajería.

Además, Argüello invita a los usuarios a activar en la misma aplicación la validación de sesiones de la cuenta de WhatsApp de manera periódica, es decir, que el usuario desde el menú de ajustes le indique a la aplicación, cada cierto tiempo y con la frecuencia que desee el usuario, solicite un código de validación de uso.

Es prudente no utilizar navegadores en los que no se tenga confianza para abrir la versión web de WhatsApp y cerrar todas las sesiones abiertas en distintos exploradores de internet y dispositivos móviles para solo mantener la del “Smartphone”.

No abrir o compartir con terceros códigos recibidos por SMS (mensajes de texto), o chats de WhatsApp, a pesar de que, sean de contactos conocidos. No aceptar mensajes de este tipo de personas desconocidas y bloquearlos inmediatamente.

¿Qué hacer si pasa?

La verificación de tu número no es suficiente. por eso la recomendación final que hace Argüello y otros expertos es la de denunciar este tipo de delitos a las autoridades correspondientes para que puedan dar seguimiento a estos criminales. En el caso de la República Dominicana es el Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología de la Policía Nacional (DICAT-PN).

Las oficinas del DICAT se encuentran en la calle Francia del sector Don Bosco del Distrito Nacional. Su teléfono es el 809-688-6623.

Edgar Argüello es un ingeniero comercial graduado de la Universidad del Pacifico de Chile con posgrado y maestría en “Marketing”, experto en redes sociales con más de 21 años de experiencia en el área. Ha trabajado en Chile, Estados Unidos República Dominicana. Es asesor y profesor.

Más leídas