Verifican negligencia en muertes maternas

POR ODALIS MEJIA
El secretario de Salud Pública, Sabino Báez, afirmó que se comprobó que hubo negligencia médica en algunas de las cinco muertes maternas ocurridas en el suroeste del país, por lo cual sancionó al personal responsable de los decesos.

Afirmó que no permitirá que queden sin castigo los casos de dejadez médica, sobre todo en atención a las madres.

Báez habló en rueda de prensa junto a Socorro Gross, representante hasta hoy de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS), John Gagain, director de la Oficina Presidencial sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio  (COPDES) y funcionarios del área materno infantil del sistema público.

Recientemente, Gagain declaró que las autoridades de Salud Pública deberían estar avergonzadas  por las muertes ocurridas en el suroeste del país en momentos en que la República Dominicana tiene como compromiso reducir en un 75 por ciento la tasa de mortalidad materna, establecida en más de 100 muertes por 100,000 nacidos vivos.

“Tengo vergüenza de la tasa de mortalidad. Es una tasa vergonzosa”, reiteró el funcionario para señalar a seguidas que espera que el país logre las metas del milenio antes del 2015.

De su lado, Gross manifestó que “cualquier muerte materna es una tragedia” y que los que atienden el parto son responsables de las acciones que no se hacen de forma adecuada.

Enfatizó que Salud Pública tiene que castigar severamente cualquier caso de negligencia y mantener una estrecha vigilancia en el desenvolvimiento del personal médico.

Baéz afirmó que en el primer gobierno del Partido de la Liberación Dominicana se dejó una tasa de mortalidad materna de 80 muertes por 100,000 nacidos vivos y que en el 2004 las nuevas autoridades recibieron una tasa de 178 muertes por 100,000 nacidos vivos.

Dijo que en el presente año la cantidad de muertes maternas es de 93, lo que representa una tasa ajusta de 75 muertes por 100,000 nacidos vivos en la actualidad. Sin embargo, informó que en los centros de referencia, como la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, del Distrito Nacional, la tasa actual es de 113 muertes por 100,000 nacidos vivos. En el 2004 fue de 168 muertes por 100,000 nacidos vivos. En el centro materno infantil San Lorenzo de Los Mina a la fecha 101 muertes por 100,000 nacidos vivos.

Atribuyó la reducción a una estricta vigilancia con base a programas de atención primaria, mediante el cual se entregan de forma gratuita hierro, ácido fólico y vitamina A, durante el embarazo y el post parto para evitar anemias, hemorragias y malformaciones congénitas.

La representante saliente de la Oficina Panamericana de Salud (OPS)  planteó como necesario que el personal de la salud no sea movilizado cada cuatro año con los cambios de gobierno, ya que esto representa una dificultad para la continuidad de los programas.

RECONOCIMIENTO

La doctora Socorro Gross, quien concluye hoy sus labores en el país como representante de la OPS, dijo que la República Dominicana ha logrado muchos avances en el sector salud, lo que le permitiría alcanzar las metas del milenio para el 2015.

Gross habló en un acto en su honor, en el que les fueron reconocidos sus méritos. Recibió el premio Hugo Mendoza, creado recientemente por la Secretaría de Salud Pública y que reconoce las personas o instituciones destacadas en los servicios de atención a la salud. Ahora va para Nicaragua.

Dijo que su paso por el país ha sido una gran experiencia. “He pasado por tres gobiernos y cuatro secretarios de Salud y en ese trajinar he sido bien acogida”, expresó.

En tanto que Báez valoró los aportes que realizó la doctora Gross durante su estada de ocho años en el país. La definió como una aliada al servicio de nobles causas en beneficio de la población pobre de la dominicana.