Vettel termina en grande: nueve victorias en línea y 13 en el 2013

Sebastian Vettel (Ferrari) logró su segunda victoria de la temporada en el Gran Premio de Hungría, archivo
Sebastian Vettel (Ferrari) logró su segunda victoria de la temporada en el Gran Premio de Hungría, archivo

SAO PAULO. El piloto alemán de Red Bull Sebastian Vettel, quien ya tenía asegurado su cuarto título mundial consecutivo, ganó ayer el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1, su noveno triunfo al hilo y el 13° de esta temporada, por delante de su compañero Mark Webber.

Ésta es la 39a victoria de Vettel en su trayectoria en la Fórmula 1, y con las 13 de esta temporada iguala el récord de Michael Schumacher en 2004, cuando el heptacampeón mundial logró su séptimo y último título. El italiano Alberto Ascari ya había conseguido encadenar antes nueve victorias en Fórmula 1, pero lo hizo entre las temporadas de 1952 y 1953.

“De hecho, estoy un poco triste de que se acabe esta temporada”, aseguró Vettel, tras su 62° pódium en 120 Grandes Premios de F1, “ya que mi auto estuvo fenomenal y mejoró en cada carrera. Hoy fue muy difícil al final de la carrera, a consecuencia de la lluvia (que comenzaba a caer en algunos tramos del circuito), pero estoy muy orgulloso. Se lo agradezco a todo el equipo, a Renault también”. De su lado, la segunda posición de Webber, con la que culminó su 215° Gran Premio y último de su carrera en la Fórmula 1 antes de volver a las carreras de resistencia, esta vez con Porsche, permite al australiano subir al podio final de este Mundial-2013 por delante de dos campeones del mundo como Lewis Hamilton (Mercedes), cuarto, y Kimi Räikkönen (Lotus), quinto, quien fue sustituido por su compatriota Heikki Kovalainen en las dos últimas pruebas de la temporada para operarse de una dolencia en la espalda. “Es tu última vuelta, disfrútala”, le dijo el director de Red Bull, Christian Horner a Webber, al enfrentar la vuelta 71 de Interlagos. Después de cruzar la meta, el australiano se quitó el casco y dio una vuelta de honor con la cabeza descubierta, algo muy inusual en la Fórmula 1. Webber firmó también la mejor vuelta en su última carrera en esta competición, un bonito guiño a sus años como piloto de monoplazas en la máxima categoría.

 

Alonso en el pódium

La terna ganadora en Interlagos, la última carrera de la temporada, la completó el español Fernando Alonso (Ferrari), que pese a completar una carrera casi perfecta, termina el año como sub campeón mundial por detrás de Vettel, como ya ocurrió el curso pasado.

La prueba se libró milagrosamente de la lluvia que acompañó todas las sesiones de ensayos tanto el viernes como el sábado, así como la clasificación. Esta situación de último momento permitió a Jenson Button (McLaren), uno de los dos únicos pilotos junto a Esteban Gutiérrez (Sauber) que optó de salida por los neumáticos duros, obtener su mejor resultado de la temporada: el cuarto puesto, pero a una distancia razonable de Alonso.

El noveno podio del piloto español esta temporada (de los cuales dos fueron victorias), junto a la séptima plaza lograda por su compañero Felipe Massa no permitió, sin embargo, a Ferrari desplazar a Mercedes de la segunda plaza del campeonato de constructores, pese a la relativa mala actuación de los dos monoplazas plateados en Interlagos.

Nico Rosberg finalizó quinto, aunque había realizado una excelente salida desde la quinta línea de la parrilla, e incluso llegó a estar en cabeza casi toda la primera vuelta. Por su parte, Hamilton acabó noveno después de haber sido sancionado con un pase obligatorio por boxes tras un choque involuntario con el Williams de Valtteri Bottas. Por su parte, el equipo Lotus no logró ni un solo punto, pero conservó como era previsible su cuarto lugar en el campeonato de constructores, que no se encontraba bajo amenaza. El francés Romain Grosjean reventó su motor en la tercera vuelta y el finlandés Kovalainen, en sustitución de Räikkönen, terminó en la en la clasificación (14°), tras una mala carrera.