Viajeros pasaron susto carretera Barahona

BARAHONA.  Cincuenta y dos pasajeros que se dirigían en un autobús de una empresa privada desde Santo Domingo a Puerto Príncipe, capital de Haití, se llevaron tremendo susto cuando el vehículo chocó con varias vacas, cinco de las cuales murieron,  informó la Policía Nacional.

El hecho se produjo este sábado a la altura del kilómetro 5, de la carretera Barahona-Azua, por las inmediaciones de la comunidad de Habanero, en momentos que los animales se desplazaban por  la  vía.

El vehículo es el marca Mercedes Benz,  blanco, placa J039548, propiedad de la Empresa Coach Line S.A., el cual  era conducido por  Nelson Tavárez, de 54 años.

La institución del orden informó que con el impacto de los animales, el chofer perdió momentáneamente el control del vehículo, pero logró retomarlo y nada pasó, con excepción de las cinco cabezas de ganado y el gran susto que recibieron los 52 pasajeros que se dirigían al vecino país.

Se dijo que  moradores de Habanero, supuestamente intentaron incendiar el autobús, cosa que fue impedida por agentes policiales y de la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet).

Esta versión no pudo ser confirmada oficial ni extraoficialmente por reporteros de este diario.

A pesar de los constantes accidentes que provocan los animales como vacas, caballos, entre otros, en las carreteras del Suroeste del país que dejan personas muertas y con lesiones permanentes, las autoridades municipales no toman medidas dirigidas a controlar la situación.

El control del desplazamiento de animales en las carreteras del país ha sido un reclamo permanente de parte de los moradores de esta región del país, así como de las empresas del transporte, choferes y viajeros que se desplazan por estas carreteras.

Zoom

Descontrol de animales en vía

Durante años el establecimiento de controles para el desplazamiento de animales en las carreteras del Suroeste del país ha sido un reclamo permanente de los moradores cercanos a las vías. Aunque el hecho ocurrido el pasado sábado se limitó a un gran susto y la muerte de cinco de las reses que atravesaban la carretera Barahona-Azua, son innumerables las muertes de personas y de animales que han ocurrido a través de los años por la falta de controles para el pastoreo de animales como vacas, chivo, caballos, entre otros, que muchas veces se cruzan en el camino de vehículos que transitan la vía.