Vice opina resolución es una ley

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/232B9829-F59D-46DB-A38E-F1406C18E679.jpeg

POR GERMAN MARTE
La resolución del Comité Nacional de Salarios tiene fuerza de ley y obliga a los patronos a incrementar 30% el salario mínimo y en un 25% los sueldos hasta RD$20 mil, afirmó ayer el vicepresidente de la República y exsecretario de Trabajo, Rafael Alburquerque.

Explicó que el aumento de 25% a los que ganan por encima del salario mínimo también fue un acuerdo entre las partes (sindicatos y patronos) “y el Código Civil establece que el acuerdo entre las partes es ley”.

Alburquerque, profesor de Derecho Laboral, aclaró, no obstante, que la resolución aún no ha entrado en vigor, pues falta que el secretario de Trabajo la ratifique.

El experto en materia laboral indicó que las partes disponen de 15 días para presentar cualquier impugnación, y si no las hay el secretario de Trabajo la ratifica y entra en vigor.

Precisó que el salario mínimo de ley que ha sido aprobado por el Comité Nacional de Salario es “vinculante” para todas las empresas del país una vez que entre en vigor la tarifa aprobada.

El 25% de aumento de sueldo a los que ganan por encima del mínimo hasta los RD$20 mil “es un acuerdo entre las partes y yo espero que el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), como organismo cúpula que agrupa a todos los empresarios del país, cumpla”, insistió Alburquerque al ser consultado por la prensa luego de participar en una mesa redonda sobre “Transparencia en la Gestión de los Programas de Lucha Contra la Pobreza”, auspiciado por FINJUS.

El vicepresidente recalcó que si los empresarios firmaron un acuerdo con el sector sindical, comprometiéndose a incrementar los sueldos deberán hacer todos los esfuerzos para que las empresas miembros del CONEP den cumplimiento al mismo.

Y sobre la posibilidad de que el Congreso Nacional sea el que apruebe el alza de sueldos, Alburquerque dijo que lo más saludable es que los asuntos laborales, incluyendo los salarios, sean discutidos entre los empresarios y los trabajadores.

Tras acordar con los sindicatos un aumento de 30% al mínimo y 25% a los salarios hasta RD$20 mil, la presidenta del CONEP, Elena Villeya de Paliza, dijo que el aumento a los sueldos por encima del mínimo sería aplicado voluntariamente por las empresas. Sus declaraciones causaron revuelo en el país y diversos sectores condenaron su actitud.

Posteriormente el CONEP aclaró que no ha roto ningún acuerdo, sino que se ha limitado a “poner en contexto la realidad de un convenio que el país percibe distorsionado”.

Explicó que el aumento de 25% no aplica a las empresas que hubiesen realizado alzas salariales en el último año, “en muchos casos por encima del 25%” y añade que si el convenio no es de aplicación universal “no puede ser obligatorio”.

No obstante reiteró que respeta el acuerdo y llamó a sus miembros a que realicen voluntariamente incrementos en las proporciones indicadas y que al hacerlo tomen en consideración los aumentos realizados.