Vice percibe como traumática incursión jóvenes mercado laboral

NEW YORK, ONU. El vicepresidente de la República,  Rafael Alburquerque, calificó de traumática la inserción de los jóvenes al mercado de trabajo, tras revelar que apena el 4,2 por ciento de los jóvenes que concluyen sus estudios superiores han logrado incorporarse a la población económicamente activa.

Reveló que los jóvenes entre las edades de 15 a 34 años representan el 72.4 por ciento de los desempleados y cerca del 50 por ciento de la población económicamente activa.

El vicepresidente de la República quien habló en esos términos en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de “2do Foro del Pensamiento Social Estratégico de América Latina”, donde dictó la conferencia; “Inclusión decente de los Jóvenes en el Mercado de Trabajo”, abogó también por la eliminación de los “contratos basura” ó de “primer empleo”, dirigidos a combatir el desempleo entre los jóvenes.

“Lo más grave de estos es que esta situación se mantiene en época de crecimiento económico y cuando el empleo se contrae, lo que significa que el segmento que representa el futuro del país”, apuntó Alburquerque.

Indicó que esta situación esta íntimamente ligada a las limitaciones de acceso a la educación y formación de buena calidad, tras indicar que los cambios de hoy exigen mayores esfuerzos individuales para lograr la inserción laborar y el mercado laborar exige de los jóvenes mayores años de preparación. Alburquerque propuso varios programas tendentes a la reducción plena y real del desempleo entre los más jóvenes, tales como; el Plan de “Discriminación Positiva en la Educación”, Programas de Alfabetización, bachillerato por Internet y acelerado, Planes de Nivelación  y Aceleración de Aprendizaje, de Becas Nacionales e Internacionales, Incentivo a la Educación Superior e Inglés por Inmersión, entre otros.

Criticó el hecho de que la “limitada empleabilidad” entre los jóvenes lleve a empresarios de muchos países desarrollados y en desarrollo a proponer una supuesta “flexibilidad del mercado de trabajo”, con el fin de combatir el desempleo en éste segmento de la población con la implementación de “Contratos Basura y/o de Primer Empleo”.

Defendió el derecho que tiene la juventud a un empleo digno y abogó por la eliminación de las políticas públicas que promueven los trabajos basura como incentivo al primer empleo, tras afirmar que las mismas son discriminatorias.

Debe ser una prioridad

 “La inclusión decente de los jóvenes en el mercado de trabajo debe constituirse en una prioridad para los Estados, puesto que existe un enorme potencial en la juventud, hacia la creación, la producción y la actividad que debe ser rescatado para encaminarlo hacia iniciativas que promuevan su bienestar y el de toda la comunidad”, afirmó el vice-presidente RafaelAlburquerque.

Explicó además, que hay que darle oportunidad a las nuevas generaciones para que propongan, actúen y demuestren que pueden ser capaces de generar cambios hacia una sociedad de tolerancia y buena convivencia.

Refirió también, que la intervención del Estado en la solución de ésta problemática debe dirigirse a atender inequidades y buscar compensar las diferencias entre lo que hemos denominado “juventudes”, ya que la “segmentación social”, transforma la inequidad en exclusión social.

El vice-presidente añadió asimismo, que la limitada empleabilidad de los jóvenes está correlacionada con el acceso de esto a una formación de buena calidad, ya que el actual Mercado de Trabajo exige de ellos cada vez más año de preparación y competencia, lo que dijo demuestra un fenómeno de “devaluación de credenciales educativas”.