Vice: Solidaridad está blindada; Milagros  ve algunas brechas

http://hoy.com.do/image/article/674/460x390/0/FE98201C-945B-4578-AC63-2BA064BA2C88.jpeg

(2 de 2)
Mientras el vicepresidente Rafael Alburquerque,  encargado del Gabinete Social, asegura que el programa Solidaridad está blindado para el uso de los políticos, la ex vicepresidanta y secretaria de educación Milagros Ortiz Bosch identifica algunas debilidades.

Para Alburquerque, Solidaridad es un modelo de seguridad anticorrupción, porque intervienen tres componentes nunca vistos en programas como este que no manejan dinero.

Explicó que desde el Gobierno lo que se hace es transferir recursos a la tarjeta electrónica que tienen  los 600,000 beneficiarios (unos tres millones de personas) para la adquisición de bienes.

¿Cómo funciona?

Solidaridad se sustenta en tres pilares: El Siuben, que se encarga de identificar  a las familias pobres; el equipo que tiene contacto con las familias una vez seleccionadas, y la Administradora de Subsidios Sociales que se encarga de contratar a los bancos, en este caso, el Banco de Reservas, las Asociaciones de Ahorros y Prestamos; los colmados, las farmacias y las envasadoras de gas.

La transferencia condicionada consiste en entregar RD$150 mensuales a cada familia seleccionada por cada niño o niña que asiste a la escuela y es vacunado,   hasta un tope de cuatro vástagos. Cada familia recibe además RD$700 mensuales del  programa “Comer es Primero”.

A  cada beneficiado se le exige pertenecer a la Unidad de Atención Primaria más cerca a su hogar para garantizar que los niños de 0 a 5 años reciban las vacunas correspondientes, además existe “Chispita Solidaria” que es el suministro de un suplemento vitamínico para recién nacidos de entre 0 a 36 meses.

Los adultos con más de 60 años que viven en condiciones de pobreza reciben RD$400. También 800,000 hogares reciben RD$228 de bonogás al mes y 250,000 personas el bono bonoluz, que es el pago de la factura hasta 100 kilos.

De los 800,000 beneficiarios, solo 600,000 reciben el programa Comer es Primero, afirmó Alburquerque. Los alimentos los pueden retirar con una tarjeta electrónica en colmados específicos, en farmacias y envasadoras contratadas para tales fines.

Existen veedores comunitarios que se encargan de que el programa marche como fue programado, y si existen irregularidades se reportan para adoptar las sanciones que van desde amonestaciones hasta el retiro, como el caso de colmados o farmacias que no se ajusten a las normas establecidas.

Ortiz Bosch cree falta transparencia

Aunque la dirigente política Milagros Ortiz Bosch no cuestiona el uso de los recursos del Programa Solidaridad, si le preocupa  y le llama la atención que durante los últimos tiempos la entrega de la tarjeta se enfoque en las provincias de mayor cantidad de  votantes.

“Entonces si usted ha hecho un contrato con los organismos internacionales que les han facilitado los recursos para que amplíe el programa donde realmente hay pobreza y de repente, en vez de aplicarse ahí se hace en otros lugares, de repente uno dice ¿y por qué ese cambio? yo pienso que hay un desvío, como el caso de la venta de comidas en estos meses preelectorales.

“Yo lo que quisiera es que esté  el año entero la oferta de la comida a cinco pesos en los barrios y eso existe ahora en los grupos poblacionales más pobres”, dijo Ortiz Bosch.

Un hijo de Hipólito

La ex vicepresidente de la República dice con firmeza que lo que es hoy Solidaridad es un hijo de Hipólito Mejía y “nadie que tiene un hijo lo mata” y si hay un cambio en las próximas elecciones, como ella espera que  sea, en favor del Partido Revolucionario Dominicano y el pueblo,    de seguro que lo seguirá impulsando.