Vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández narra cómo fue el último momento que vivió junto a su papá

Vicepresidenta Margarita Cedeño junto a su padre el señor Luis Emilio Cedeño Matos
Vicepresidenta Margarita Cedeño junto a su padre el señor Luis Emilio Cedeño Matos

Luego de que el pasado martes falleciera el padre de la Vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, el señor Luis Emilio Cedeño Matos, hoy ella le dedicó un emotivo escrito titulado “Oda a mi padre”.

Ahí, la vicemandataria de la República Dominicana narra cómo fue el último momento que vivió junto a su papá.  Cuenta que ese día, había pasado la noche en vilo, pendiente de la salud del señor Luis Emilio, quien,  a sus casi 93 años,  había excedido, con creces, su estadía en la tierra.

Cedeño de Fernández agrega que al amanecer, y una vez estabilizada la presión arterial de su padre, quien estaba en la unidad de cuidados intensivos, se despidió de él  con un “te amo y nos vemos ahorita”, sin saber que ese sería el último momento que le vería con vida.

“De inmediato, regresé a la casa para informar a mi madre y recargar energías un par de horas, sin saber que en breve tendría que retornar a la vera de lo que sería su inimaginable lecho de muerte”, cuenta Margarita en un artículo publicado en el periódico Listín Diario.

Finalmente agregó que, desde aquel momento, cual magdalena, no ha parado de llorar.

“No hay consuelo en la tierra que cure la herida de la partida de un padre, mucho menos si ha sido tan noble y bondadoso como lo fue el mío”, dijo.

Vicepresidenta Margarita Cedeño despide a su padre el señor Luis Emilio Cedeño Matos. Le acompaña el expresidente Leonel Fernández. Foto: Curioso Digital.

Vicepresidenta Margarita Cedeño despide a su padre el señor Luis Emilio Cedeño Matos. Le acompaña el expresidente Leonel Fernández. Foto: Curioso Digital.

Se recuerda que el señor Luis Emilio Cedeño Matos falleció a las 7.40 de la mañana del pasado  martes 3 de julio del 2018.

Su velatorio fue realizado en una ceremonia privada  en la Funeraria Blandino, ubicada en la avenida Abraham Lincoln. Mientras que sus restos recibieron cristiana sepultura en  el cementerio Puerta del Cielo.