Víctimas del cólera en Haití se manifiestan frente al palacio

M1

PUERTO PRÍNCIPE. AFP. Un centenar de víctimas del cólera se manifestó ayer ante el palacio presidencial en Puerto Príncipe para exigir el apoyo del jefe de Estado a sus demandas de indemnizaciones a la ONU, responsable de introducir epidemia en el país en 2010.
“Estamos aquí para que el presidente (Jocelerme Privert) tome posición en favor de las víctimas durante la asamblea general de la ONU la semana próxima”, explicó Mario Joseph, abogado de víctimas.
A mediados de agosto, cerca de 6 años después del comienzo de la epidemia, la ONU reconoció por primera vez “responsabilidad moral” con las víctimas del cólera en Haití y sus familias, anunciando que les otorgaría una “ayuda material” directa, según palabras del portavoz del secretario general, Ban Ki-moon.
“Las Naciones Unidas dicen que son las que trajeron el cólera aquí, por tanto es tiempo de que las autoridades haitianas digan algo”, afirma Mario Joseph. “Pero como el país ha sufrido golpes de Estado, autoridades haitianas no dicen nada, porque siguen queriendo que la Minustah esté aquí para protegerlas”, denuncia el abogado, que milita contra la presencia de la ONU.
En su informe del 31 de agosto, Ban Ki-moon recomendó renovar por seis meses el mandato de la Minustah, desplegada en Haití en 2004. Desde octubre de 2010, la epidemia de cólera ha dejado más de 10.000 muertos en Haití y, con más de 500 casos detectados cada semana, el país sigue enfrentando la peor epidemia de la historia reciente a escala mundial.