Víctor Gulías – El presidente y los ayuntamientos

Honrar honra. Nada tiene mayor validez que aquello de “dar al César lo que es del César….” Es por ello que debemos reconocer los grandes aportes del Presidente Hipólito Mejía al fortalecimiento financiero de los cabildos del país.

En efecto, el gobierno del presidente Leonel Fernández promulgó la ley 17/97, que fijaba en un 4% del presupuesto nacional, los fondos que recibirían los gobiernos locales y el nuevo presidente, Hipólito Mejía, elevó administrativamente ese porcentaje hasta llevarlo al 6 por ciento.

El año pasado, gracias a ese apoyo del Mandatario y a las gestiones de muchos sectores comprometidos con al mejoría de la vida de nuestras corporaciones edilicias, entre ellos el Secretario General de la Liga Municipal Dominicana (LMD), Amable Aristy Castro, la FEDOMU, el Congreso Nacional y el propio Gobierno Central, especialmente la Secretaría de Interior y Policía, se aprobó la ley 166-03, modificando la ley 17/97, para aumentar del 6 al 8% el subsidio.

Se prevé, para el 2005, llevar esos ingresos la 10% del presupuesto de la nación. Esa ley, constituye sin duda un hito en la historia de los municipios dominicanos, por lo cual se abren espacios de esperanzas para que nuestros gobiernos locales, sin duda afectados por la crisis de la economía, puedan disponer de mayores recursos para hacer su labor.

Con la visita, también histórica, del presidente Mejía a la sede de la LMD, hace ya más de dos años, se abrió un nuevo capítulo en las relaciones gobierno -LMD- municipios. El Jefe del Estado, ha participado en numerosas actividades auspiciadas por el Secretario General, Aristy Castro, la FEDOMU y los cabildos en general, mostrando su apoyo a las iniciativas municipales.

Es posible que la atención del gobierno a los cabildos responda al hecho cierto de que el 95% de los ayuntamientos descansan en manos del partido en el poder, o también puede ser que el Mandatario reconozca la importancia de los mismos como instrumentos estatales de desarrollo, progreso y descentralización.

Pero, como obras son amores, lo importante es que Hipólito Mejía, ha sido uno de los presidentes que más se han interesado por ayudar a los ayuntamientos, que más medidas han tomado para elevar los ingresos de dichos gobiernos locales, que más se han preocupado por las cosas municipales y por la propia LMD. Eso, resulta innegable.

Lo demás, es ciertamente secundario. Es por ello que debemos confiar en lo prometido por el gobernante, en el sentido de que, una vez superadas las presentes dificultades financieras, se cumplirá fielmente con el 8 por ciento previsto por la ley 166-03. Aristy Castro confía en su palabra, como lo hace la FEDOMU, en la persona de su brillante presidente, el ingeniero Fausto Ruiz, el gran síndico de La Vega.