Vida agitada pintor Oscar Domínguez será llevada a gran pantalla

Madrid, EFE. La vida “rocambolesca y atractiva” del pintor surrealista español Oscar Domínguez (1906-1957) será llevada al cine en la película “Oscar. El color del destino”, con la que se estrenará en las pantallas el cineasta Lucas Fernández, oriundo, como el artista, de las Islas Canarias.

La película, cuyo rodaje comenzará en breve en escenarios de la isla canaria de Tenerife, en Madrid, París y Sofía, contará en el reparto con el actor portugués Joaquim de Almeida y las españolas Victoria Abril y Emma Suárez.

Lucas Fernández explicó a Efe que con su filme busca “reivindicar a un artista que tiene fundaciones y museos en Francia, que está muy cotizado en Estados Unidos y que es prácticamente desconocido en España”.

Fernández decidió, tras una amplia carrera en el mundo audiovisual, dar rienda suelta a su “auténtica pasión”, el cine, y reproducir “prácticamente la obra completa de Domínguez”.

Según el director, “Oscar. El color del destino” no es un retrato biográfico usual, sino que combina escenas de la vida del artista con la historia de Ana (Victoria Abril), una mujer que sufre una enfermedad terminal y busca, en el Madrid actual, el cuadro que el artista pintó antes de suicidarse en 1957.

En el “año Domínguez”, en el que se celebra el centenario del nacimiento del pintor “fatalista”, Fernández busca rendir su homenaje a Domínguez y captar su esencia a través de “un tratamiento de los colores y de la luz muy especial, así como guiños surrealistas que juegan con el espectador”.

Oscar Domínguez, nacido en 1906 y nacionalizado francés, tuvo una vida agitada, en la que, tras huir de España con el ascenso del general Francisco Franco al poder, se imbuyó de la bohemia parisina, dónde vivió treinta años y se integró a la corriente surrealista gracias a su relación con Max Ernst, Man Ray y André Breton.

Domínguez se enamoró de una mujer polaca y, tras la invasión nazi, estuvo recluido en un campo de concentración.

El artista padecía de acromegalia, una enfermedad degenerativa que le ocasionaba dolores terribles y determinantes de su suicidio.

El cineasta reconoció que se siente “muy satisfecho” por haber conseguido para su ‘ópera prima’ una financiación que, con capital estadounidense y francés en un 80 por ciento, asciende a los seis millones de euros (7,6 millones de dólares).

El cineasta aseguró que el actor Joaquim De Almeida, que posee “un parecido impresionante con Oscar Domínguez”, debió realizar “un importante trabajo de pronunciación” para conseguir un español convincente.

Según las estimaciones de Lucas Fernández, la película estará lista para principios de 2007 y, aunque la rodará íntegramente en castellano, será doblada al inglés para facilitar su distribución internacional. EFE