Video: el momento cuando una ballena se tragó a dos mujeres a las que luego escupió

Video: el momento cuando una ballena se tragó a dos mujeres a las que luego escupió

Mientras dos mujeres estaban navegando en Avila Beach, ubicada en la costa californiana, todo marchaba normal. De repente el paseo de las féminas en bote se vio tronchado cuando una ballena jorobada emergió con su boca abierta y se tragó a ambas damas.

Un video que se publicó en las redes sociales muetras el momento cuando el animal sale y, sin miramientos, atrapa a las mujeres que fueron sorprendidas por el gran pez.

Afortunadamente, aunque no se precisa en el material gráfico, la ballena escupió a las damas.

Los nombres de las mujeres son Julie McSorley y Liz Cottruiel, las cuales se encontraban en un banco de peces cuando ocurrió el incidente.

Puede interesarle: R. Dominicana ve aumentar el número de ballenas y turistas

Se cree que una de las razones por las que la ballena sacó de su boca a las damas se debe a la embarcación en la que paseaban por las aguas de California.

Sobre las ballenas jorobadas

as ballenas jorobadas son mamíferos marinos que visitan anualmente la República Dominicana con el fin de hacer de las cálidas aguas su nido de amor para aparearse y espacio de parto para dar a luz a sus crías denominadas ballenatos.

Las llamadas yubartas llegan desde las frías aguas de Groenlandia, Canadá, Islandia y Estados Unidos y se establecen al norte del país, específicamente entre la Bahía de Samaná y el Banco de la Plata y la Navidad.

Desde el 15 de enero hasta el 31 de marzo los turistas tienen la oportunidad de observar a las gigantes del mar desarrollarse en su hábitat natural.

Lo que para ellas viene siendo rutina, para los espectadores resulta un espectáculo con sus aleteos, soplos y golpes de cola. En caso de correr con suerte, podrás verla completa con uno de sus magníficos saltos o sentir las vibraciones de su canto en un intento de los machos conquistar a las hembras.

Javier Herrera

Javier Herrera

Periodista. "No conoces a una persona hasta que sudas con ella". Proverbio amish.