VIDEO
Bobby Delgado: un cantautor de historias con alas de poesía

Cantautores, un término muy recurrente en otras décadas, vuelve a sonar hoy con fuerza. En realidad,  no son muchos los cantantes a los que se les pueda llamar así. Para eso deben demostrar suficiente talento literario en sus letras, tanto, como para conmover a quien escuche sus canciones.

A un cantautor se le reconoce en cuanto se oye su primer tema; se le siente la intención de denunciar, exaltar, o poner de manifiesto una idea o sentimiento, a veces recurriendo a la sagacidad, a la sátira, o al sentimiento trascendental. ¿Un poeta musical? Puede ser.

La contundente frase “detrás de un cantautor hay un baúl de historias con alas de poesía’’ abre una puerta tras la que Bobby Delgado, guitarra en mano, cuenta y canta al Periódico HOY digital su percepción de la realidad.

Periódico HOY Digital: Joaquín Sabina, Javier Krahe, Jorge Drexler, Ismael Serrano, Luis Eduardo Aute, Joan Manuel Serrat… y ¿Bobby Delgado?  Por decirlo de alguna manera ¿te halaga o te molesta el calificativo de `cantautor´?

Bobby Delgado: Un cantautor es alguien que escribe una canción y la canta, me siento halagado que me tilden de cantautor. “Más que un estigma es ese deseo de encasillar algo que no conoces’’.

P. H. D.: Te hemos escuchado hacer un símil interesante entre tus profesiones y las relaciones amorosas, aquello de vincular a la abogacía como tu esposa y a la música como tu amante. ¿Recurres mucho en tus canciones a este tipo de paralelismos ingeniosos?

B. D.: Me funciona recurrir a la jocosidad, la sátira el humor negro e inclusive el picante a la hora de expresar ideas algo complejas.

P. H. D.: Hay autores como Sabina, con un amplio bagaje literario, ¿Te nutres del tuyo propio para elaborar tus canciones?

Bobby Delgado: Nadie nace con el conocimiento. Es cierto que existe una sensibilidad especial, sin embargo, detrás de una canción medianamente válida, existe mucha poesía, novela, horas de reflexión, pero también interviene mucho la imaginación y la vivencia. Esas constituyen mis principales armas a la hora desarrollar un tema.

P. H. D.: Dicen muchos escritores que son lo que han leído. ¿Eres lo que has escuchado?

B. D.: Soy un músico autodidacta. Musicalmente soy lo que he escuchado y en cuanto a las letras, soy lo que he leído. En mis canciones encuentras destellos de la poesía maldita francesa, como Mallarmé, Verlaine, Baudelaire, como también encuentras a Sabina, Rulfo, Gabriel García Márquez, Juan Luis Guerra, Lockward o alguno que otro (des)amor.

P. H. D.: ¿Por eso la atrevida fusión de ritmos en tus temas?

B. D.: Sí. Curiosamente cuando compongo mis canciones, las letras sugieren la melodía y viceversa. Es muy divertido mezclar ritmos, melodías e imágenes sin sospechar dónde te llevarán al final.

Cuando me sugirieron hacer mi primer álbum me dijeron “vamos a hacerlo todo en una misma línea’’ pero me rehusé. Me resisto a limitarme a un solo espectro musical. Algunos me han criticado, otros me han aplaudido.

P. H. D.: Ahora quisiera que me dijeras si haces tu obra en función de las siguientes cuatro posibles motivaciones:

P. H. D.: ¿Denuncia? (reivindicación)

B. D.: Sabina, como Krahe tienen la particularidad de que no les importan decir “malas palabras’’ para denunciar a través de su música las cosas que los molestan, perturban o simplemente les emocionan. Se sienten completamente honestos y eso hace que sean más accesibles. Yo intento utilizar el mismo recurso en mis temas, claro está, salvando las distancias.

P. H. D.: ¿Trascendencia? (burlar a la muerte, te irás un día pero no del todo, porque tu obra permanecerá)

B. D.: No pretendo ser inmortal con mi música, no soy tan pretencioso. Ni siquiera sé si mi importe mucho qué será de mi obra el día en que no esté. Entiendo que el arte es válido en la medida que constituye una herramienta de cambio positivo y pueda sembrar en alguna que otra cabeza una semillita de conciencia.

P. H. D.: ¿Abstraerte y escapar a tu realidad?

B. D.: Más que escapar es encontrar compañía. Al cantar me siento menos solo

P. H. D.: ¿Puro placer?

B. D.: Claro, hay algo de placer y vanidad cuando en un concierto alguien se levanta y canta a todo pulmón una de mis canciones. Escuchar mis locuras hacerse eco en otras gargantas me llena de orgullo y satisfacción.

P. H. D.: ¿Qué se siente de compartir escenario, aunque sea de `telonero´con Sabina y Serrat?

B. D.: Más que compartir escenario, lo más interesante fue compartir camerino y poder tratar de ¨tú a tú¨ con estos personajes que constituyen mis deidades paganas más sagradas. La experiencia es inenarrable.

P. H. D.: Crónicas del alba y una pequeña canción¨ el título suena vagamente a Neruda. Háblanos de tu álbum.

B. D.: El título es una paráfrasis de ¨Veinte Poemas de Amor y Una Canción Desesperada¨ de Pablo Neruda. El álbum es un divertido sancocho de locuras, anécdotas, luz, color y ritmo, completamente impredecible. Es un retrato de mi personalidad.

P. H. D.: ¿Cómo sientes que está nuestro país en la actualidad? Y no solo te pregunto por la política. Me refiero a todos los niveles: valores, economía, nivel de vida medio… al sentir general de la gente.

B. D.: Vivimos en un período extraño en donde la mayoría de las verdades seculares te tambalean o se han derrumbado. Hablo de política, religión, arte, ética, moral, e inclusive el concepto mismo de estética anda dando tumbos sin un rumbo claro. Esto se traduce en un vacío ideológico, cultural y político que nos convierte en seres conformistas, materialistas, apáticos e indiferentes. No me atrevo a asegurar qué pasará a mediano o largo plazo, pero si existe algo evidente, es que las cosas no andan bien en el mundo de un tiempo a esta parte. Me resisto a creer que no hay nada qué hacer.

Así es Bobby Delgado, en unas cuantas respuestas pone de manifiesto de manera clara y precisa su estilo y su percepción de lo cotidiano. Artistas como él hacen afición y esperamos que  abran el camino a otros.

Ojalá sus letras agudas e ingeniosas espoleen a algunos de nuestros cantantes famosos y se animen a elaborar un poco más las suyas, y si el talento no les da para tanto… no hay problema, que al menos, por vergüenza profesional contraten a un buen letrista, que los hay, y así nos presenten temas con letras mínimamente aceptables. Pero no se preocupen, con Bobby los cantautores han vuelto para quedarse.

Aquí pueden descargar sus canciones https://soundcloud.com/bobbydelgado/sets/album

www.twitter.com/DelgadoBobby

www.facebook.com/DelgadoBobby