Vincho dice Ramoncito no violó Ley Lavado

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/5A34259C-188C-43D3-A069-CFB09EF7E94C.jpeg

POR DIEGO PESQUEIRA
El doctor Marino Vinicio Castillo manifestó ayer ante el tribunal que nunca ha dicho que el ex presidente del Banco Intercontinental (Baninter), Ramón Báez Figueroa, es inocente de la acusación de violar la Ley Monetaria, sino que faltan banqueros por procesar y que jamás cometió las barbaridades que le atribuyen las autoridades.

El proceso seguido a Báez Figueroa, Marcos Báez Cocco, Vivían Lubrano de Castillo, Luis Alvarez Renta y Jesús María Troncoso Ferrua, fue aplazado para el próximo martes por los jueces del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional.

El doctor Castillo negó, empero, que su cliente haya violado la ley de lavado y otras infracciones acumuladas “de manera arbitraria y abusiva por el querellante”.

En su tesis de apertura inicial y reparo de la acusación formulada por el ministerio público, Vinicio Castillo, atribuyó el sometimiento de Báez Figueroa “a un ejercicio odioso, agresivo, guiado por la ira y el odio, y por un espíritu de persecución que venía desde los planos del Poder Político, del anterior gobierno presidido por Hipólito Mejía”.

“La defensa tiene que ser seria, había un banco que no era el que revelaban los estados. ¿Pero era Ramón Báez Figueroa el único que hacia estas cosas?, no, era sistémico. Préstamos a vinculados eran otorgados con la autorización y la complacencia de la autoridad”, precisó.

Dijo, además, no compartir el criterio de la Asociación de Bancos de la República Dominicana.

“Nunca hemos dicho que Ramón Báez es inocente. Lo he defendido hasta el cansancio. No es responsable de las barbaridades. Tendrá consecuencias penales y tengo que trabajar a favor de remover la conciencia de los jueces a la hora de repartir responsabilidades”, apuntó.

Sobre la acusación, entiende que hay hechos que tendrán que ser probados en el debate cuando acudan al tribunal los testigos, algunos de los cuales calificó de “muy importantes”. Sostuvo que habrá de explicarse las razones por las que Francisco Guerrero Prats, quien era el gobernador del Banco Central del gobierno del ex presidente Hipólito Mejía, hasta semanas antes de producirse el descalabro del Baninter, días antes habló de la solvencia y la liquidez y que la calidad era tal que conforme a las exigencias que el nivel de diez era desbordado hasta el 14 por Baninter.

Manifestó que José Louis Malkun, quien llegó a sustituir a Guerrero Prats, estando en Finanzas le advertía a éste que Baninter era un banco sólido y fuerte, que él sabía de donde venían los rumores.

Manifestó que el Baninter tuvo un crecimiento que alarmó al Grupo Popular, Progreso y Nacional “y eso los llevó a todos a incurrir en una serie de desordenes en la adquisición de medios de comunicación porque era una verdadera guerra que se libraba”.

Insistió en que el Ministerio Público no quería que se leyera la providencia calificativa para no escuchar el voto disidente del juez de la Cámara de Calificación, que envió por ante un tribunal criminal a su cliente.

Vinicio Castillo en su exposición que inició a las 3:30 de la tarde y concluyó a las 6:00, defendió la honestidad de la familia Báez Figueroa, resaltando de que ha estado vinculada desde hace siglo con la política dominicana y los negocios.

Dijo que las pasadas autoridades incluyeron la ley de lavado porque les interesaba el Listín Diario, inmueble que aseguró, fue adquirido en buena lid.

Vinicio Castillo sostuvo que Báez Figueroa fue crucificado por las autoridades, que “tomaron contra él toda la ignominia y todos sus bienes”, debido a que hay un acuerdo firmado entre Pedro Castillo y Báez Figueroa que implica un negocio dentro de lo cual Ramón Báez Figueroa ponía una serie de cuentas en garantías.