Violencia contra la mujer, ¿qué ha faltado por hacer?

a6

 

Entre el año 2000 al 2014 han muerto alrededor de 2,379 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, para un promedio de 169 asesinadas por año, según reveló recientemente el Patronato de Ayuda a Casos de Mujeres Maltratadas (PACAM).

Los números no paran de crecer; para tener una idea, hasta el mes de agosto de 2015 unas 57 mujeres han muerto a causa de la violencia machista en República Dominicana, mientras en la primera mitad del año hubo 33,293, denuncias por violencia intrafamiliar, un promedio de 5,500 por mes y unas 3,312 por violencia sexual, para una media de 500 por mes, según las estadísticas de la Procuraduría General de la República.

Según explica Sergia Galván, directora de Colectiva Mujer y Salud, la violencia doméstica es la tercera causa de muerte en el país.

“Una mujer que es víctima de la violencia, golpe y maltrato puede enfermarse y morir, es probable que diagnostiquen su muerte como fruto de enfermedad y no como un feminicidio a plazo lento”, observa la experta.

Ante un panorama tan oscuro para la mujer surgen muchas preguntas; una de ellas es ¿ Qué ha faltado por hacer en la lucha contra la violencia hacia la mujer en el país?

La directora de Colectiva Mujer y Salud resalta que la única forma de detener este flagelo es una respuesta integral que aborde las raíces estructurales que perpetúan y generan la violencia.

Así mismo identifica algunos factores que han frustrado la lucha contra el “cáncer social” que representa la violencia contra la mujer: Lo primero, a juicio de Galván, es la falta de inversión pública y la asignación de recursos para tanto para la prevención como para el combate.

“En el país nunca ha habido una campaña nacional para que enfrente la base cultural del problema”.
También destaca la falta de un compromiso real por parte del sector político y empresarial el país.

La especialista puntualiza que este es un problema de Estado y sin embargo no ha habido una voluntad real por parte de éste para enfrentarlo.

“Las mujeres muertas por la violencia, son asesinatos de Estado, porque la calidad de los servicios para atender la violencia son muy limitados y la impunidad y corrupción del sistema de justicia desalienta a las mujeres y las desmotiva a colocar la denuncia”, apunta Sergia Galván.

Con relación a las faltas de políticas efectivas para abordar el problema, el doctor, César Mella, jefe del servicio de psiquiatría del Instituto de Sexualidad Humana de la UASD y ex presidente del Colegio Médico Dominicano, sugiere que se ponga más atención desde el aparato judicial a las denuncias de maltrato, acoso y amenazas que las damas o sus familiares llevan a destacamentos policiales o a otras instancias de la justicia.

“Que las medidas tibias de alejamiento y amonestaciones se conviertan en privación de libertad para varones maltratadores consuetudinarios”, reclama.

Mella destaca que es necesario revisar la legislación correspondiente y hacerla mas drástica.
Recomienda además que sean instados por ley los canales de televisión y las emisoras de radio a pasar las cuñas educativas en contra de la violencia contra la mujer. El reconocido psiquiatra recomienda que las iglesias en sus homilías; que los profesores en sus seminarios toquen el tema de la violencia contra la mujer como un compromiso ciudadano.

Un asunto de derechos. Hoy, que las mujeres sienten una gran indefensión y la sociedad empieza a quitarle valor a la vida, la doctora Liliam Fondeur, especialista en temas de género y la especializada en derechos humanos Nisaly Brito sugieren algunas de las razones por las que la esperanza de eficacia en la lucha contra la violencia se desvanece cada día más en República Dominicana. Pase a la Pág. 6C.