Violencia deja 61 muertos Irak

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/70D0D9AD-9CE2-424F-B82C-1CE5FA966B0B.jpeg

BAGDAD (AFP).- Al menos 54 iraquíes murieron ayer, domingo, en una serie de ataques en Bagdad y siete soldados de la coalición fallecieron en Irak, mientras que el primer ministro, Nuri al Maliki, llamó a llevar a cabo “una remodelación completa del gobierno”.

La capital iraquí fue ayer, domingo, el objetivo de varias explosiones, la más mortífera de las cuales provocó la muerte de 35 reclutas que se encontraban en un centro de alistamiento de la policía cuando fueron blanco de un atentado suicida. Otras 60 personas resultaron heridas.

“Dos kamikazes hicieron explotar su carga cuando los reclutas estaban reunidos en un centro de reclutamiento de la policía nacional” en Al Qadissya, un barrio del oeste de la capital, informó una fuente de seguridad.

Las fuerzas de seguridad iraquíes, tanto policías como militares, son blancos frecuentes de los rebeldes armados que desafían a la autoridad del Estado.

En conjunto, 310.000 iraquíes se encuentran al servicio de las fuerzas del orden, un número que Estados Unidos espera acrecentar y entrenar de manera acelerada.

Otras 19 personas murieron en siete atentados más cometidos en la capital, donde se redobló la intensidad de la violencia a pesar de la presencia de decenas de miles de policías iraquíes y soldados estadounidenses que patrullan la ciudad, de seis millones de habitantes. Además, en la capital iraquí se encontraron los cuerpos de 22 personas asesinadas, algunas con signos de torturas.

Cuatro soldados británicos murieron y otros tres resultaron gravemente heridos cuando atacaron su embarcación, que patrullaba el canal Shatt al Arab, cerca de Basora, en el sur de Afganistán, anunció el domingo el ministerio británico de Defensa en Londres.

Desde la invasión de Irak en marzo de 2003 han muerto 125 soldados británicos en el país.

El ejército estadounidense, por su parte, anunció el domingo la muerte de tres soldados, que sucumbieron a las heridas recibidas durante una “acción enemiga” en la provincia de Al Anbar, foco de la insurrección sunita, lo que eleva a 2.844 el número de militares estadounidenses fallecidos en Irak desde marzo de 2003, según un recuento de la AFP basado en las cifras del Pentágono.

En este contexto, el primer ministro Nuri al Maliki realizó una sorprendente petición para llevar a cabo una remodelación “completa” del gobierno.

Busca nuevo rumbo

WASHINGTON (AFP).- El presidente estadounidense, George W. Bush, parece estar decidido a buscar un nuevo rumbo en Irak, que podría incluir una mayor cooperación con Siria e Irán, en momentos en que algunos legisladores reclaman que el repliegue militar comience en un plazo de cuatro a seis meses.

Debilitado por la conquista de la mayoría en el Congreso por parte de los demócratas, George W. Bush prometió trabajar consensuadamente con la oposición sobre los grandes temas políticos sin renegar de sus principios.

Insistió en que el retiro de los 150.000 militares estadounidenses desplegados en Irak sólo tendrá lugar “con la victoria”.

El demócrata Carl Levin, quien en enero se convertirá presumiblemente en el presidente de la comisión de Fuerzas Armadas del Senado, afirmó este domingo que quería que Estados Unidos iniciara el retiro militar de Irak dentro de 4 a 6 meses. “Necesitamos iniciar una fase de redespliegue de las fuerzas en Irak en los próximos 4 a 6 meses”, declaró a la cadena de televisión ABC.

El mismo día más de 50 iraquíes murieron en atentados en Bagdad, lo que pone en evidencia la incapacidad de la coalición multinacional dirigida por Estados Unidos para garantizar la seguridad en ese país. A la búsqueda de soluciones, el presidente norteamericano recibirá el lunes en la Casa Blanca al Grupo de Estudios sobre Irak, creado por iniciativa del Cogreso y dirigido por el ex secretario de Estado James Baker y el ex legislador demócrata Lee Hamilton.